El periodista J. A. Almenar revela, en su columna de este viernes en “Quinto Día” diversas confidencias de la noche electoral.
Diosdado Cabello, Jesse Chacón, el Vicepresidente y el propio Chávez fueron quienes auparon la propuesta de reconocer el triunfo del NO.

DIA D Y DIA M Me pareció exagerada la reacción del Presidente contra el periodista Lugo Galicia por la crónica donde este afirmó que Chávez había decidido reconocer la victoria del NO bajo presión de los militares. El periodista dijo que un Chávez iracundo se resistía a la declaración. Es posible que los hechos no hubieran ocurrido como los presentó el comunicador que, por cierto, no es antichavista, según me confesó otro colega, porque a mi no me consta. Lo cierto es que una crónica que en cualquier lugar del mundo habría pasado inadvertida provocó el traslado del Alto Mando militar, reserva incluida, al Palacio de Miraflores, a la cual se añadió nada menos que el Jefe del Estado.

Ni la crisis con Colombia, ni la amenaza de Bush, que desde el domingo come dulce de lechoza, dieron origen a una movilización como la que vimos y en la que al final apareció la lata de m…, para mejor ambientación de la cumbre palaciega. Chávez, que el domingo casi de madrugada, en gesto que le elogiaron nacional e internacionalmente, apareció en la TV para reconocer el triunfo, que tres días después descalificaba como victoria de M.

Indudablente que botó la bola. Ni los cuatro millones de venezolanos que votaron NO ni el periodista Lugo Galicia merecían tan desconsiderada descalificación de un Jefe de Estado, avalada después por su ministro de la Defensa y el Alto Mando, así los rostros de algunos de los jefes militares delataban que algo olía mal. Un gobierno de cualquier signo no hubiera apelado a semejante espectáculo y un desmentido discreto habría colocado las cosas en su justo lugar. Lugo Galicia no merecía ni merece esa expresión, que en un político la leí cuando la historia universal cuenta la respuesta del general francés Pierre Cambronnes cuando los británicos, trás derrotar a Napoleón, exigieron la rendición de las tropas. “Merde” … gritó Cambronne para después agregar que “las tropas mueren pero no se rinden”.

No voy a extrapolar Waterloo al 2D, porque no lo creo y porque además me arriesgaría a que vaciaran sobre mi humanidad otra lata con más sazón y otras delicateses, pero lo que sí creo es que es un error de cualquier gobierno, asumir conductas pendencieras sin importar las consecuencias, que serán espectaculares pero nunca beneficiosas para los gobernantes. Chávez predica la humildad, se hiere cuando dudan de su talante democrático, pero si reacciona como lo hizo con Galicia y la oposición, no es eso precisamente lo que sale de su boca. El ministro de la Defensa debiera ser un facilitador de la concordia y más prudente a la hora de asumir el discurso político y retador cuando descalifica a su compañero de armas. Baduel será, en todo caso, disidente, pero aunque yo no lo conozco, su historia no descubre traiciones. El general Rangel Briceño debe saber, como militar estudioso, que en este mundo somos ave de paso. El poder es efímero y así lo dice la Biblia, que tambien habla de humildad como doctrina. Y finalmente, alguien dijo hace muchos años: “las bayonetas sirven para todo, menos para sentarse sobre ellas.

”CUANDO UNA SEMANA ANTES yo leí en Quinto Día una encuesta que el periódico hizo entre periodistas del interior con resultados de quince que declaraban la percepción del triunfo del NO, nueve que se inclinaban por el SÍ y seis que no opinaban, le comenté al doctor Fernando Egaña que el triunfo del NO estaba cantado. Para respetar la decisión del CNE, que mi opinión, y así quedó escrito, la inspiraba el merengue Apretaíto, de Manolo Monterrey. Así ocurrió. Otros dos aciertos de Quinto Día, a quien ahora tendrán que tomar en cuenta para cualquier pronóstico seguro: acertaron los periodistas del interior y acertamos en esta columna contra los vaticinios iniciales de Seijas y de otras encuestas publicadas en esta página, que dos semanas antes daban el triunfo del SÍ, encuestas que hasta publicaron en páginas enteras como publicidad.

Y el domingo a las tres de la tarde, cuando las exit-pool le daban cuarenta por ciento, comenté que había comenzado en serio el gran peligro para el gobierno, que ya había instalado tarimas en Miraflores y enviado páginas enteras a los periódicos con felicitaciones al pueblo de Venezuela, operación que debieron desmontar pasada las ocho de la noche, según confirmaran a un directivo de Quinto Día desde los medios de comunicación. “Fueron momentos muy cruciales”, comentó un funcionario del gobierno. El había anunciado que, basado en una encuesta de un empresario, el SÍ ganaba y hasta mandaba a felicitar a Chávez por anticipado. Pero la muestra de Seijas cerró la noche del domingo con la proyección de empate tecnico…

LA SALA SITUACIONAL DE MIRAFLORES se fue desinflando y dio paso a caras más serias y sonrisas nerviosas. Nadie se atrevía a darle la noticia a Chávez pero al caer la tarde el Presidente había cedido su optimismo a una preocupante duda que devino en molestia. No lo podía creer. Algunos de sus allegados le habían asegurado días antes la victoria fácil del SÍ, que él había utilizado para el medio guariney con el cual decretaba el nocaut de la oposición. Ya a las 11 de la noche, cuando las cifras cambiaron a favor de la oposición, el Presidente reaccionó contra quienes le habían prometido la victoria.

ARDIÓ TROYA y Miraflores enmudeció. El Presidente prefirió encerrarse para reflexionar y por momentos ni siquiera quiso recibir a los militares que llegaron con las cuentas. Un ministro que intentó persuadirlo de un segundo conteo recibió la peor parte. En el CNE había aparecido una extraña controversia sobre el primer boletín. Esperaban un milagro que nunca llegó cuando al filo de la madrugada, en ordenada procesión, aparecieron los rectores y acabó una larga noche que amenazaba con la peor crisis institucional, porque hubo gente del entorno civil y militar que no tragaban los resultados. Chávez decidió no escucharlos y pidió la cadena. Un gesto que le puede hacer mucho bien como Presidente que trata de decirle al mundo “aquí tienes a un demócrata”…

CLARO QUE LA DERROTA TENDRÁ muchos culpables y, sobre todo, los que informaron de un sobredimensionamiento de las posibilidades de Chávez que, al colocar la reforma en escenario personal, corría el riesgo de descubrir su derrota. Seguramente no le habían informado que en la encuesta de Seijas había bajado de 51 a 41 y eso era un mal augurio para un gobernante que lo ofreció todo en la campaña. Ahora tendrá que pensar en los factores de la derrota antes de comenzar una purga desconsiderada en su burocracia gubernamental y partidista…

LOS MOMENTOS CRÍTICOS. Menos mal que privó la sensatez en Miraflores y hay que reconocer la actitud de Chávez, de Diosdado, Jesse y del mismo Rodríguez, quien a pesar del encontronazo telefónico con Tibisay Lucena, al final estuvo entre quienes se sumaron a la propuesta de reconocer el triunfo del NO, porque había talibanes que llegaron hasta proponer voltear los resultados. Carreño prefería no reconocer hasta que se contara el último voto y Diosdado debió enfrentarlo, tal vez porque el gobernador de Miranda es más político e informado de cómo estaban las cosas…

CHÁVEZ SE HABÍA ENCERRADO a pensar en solitario y, al final, decidió dirigirse al país. …BADUEL. Hasta ahora nadie informa sobre el supuesto atentado a Baduel y muchos creen que se exageró el incidente…

REYES REYES, gobernador de Lara, se refería entre amigos a la pérdida del SÍ y cuestionaba la forma como lo habían embarcado en una aventura que concluyó con la derrota del chavismo en su estado…

FOTO. Envían a mi correo la foto donde aparece la presidenta del TSJ votando NO. Es lógico que ella y otros magistrados votaran NO en el bloque de la reforma que afectaba a los magistrados, y si lo hizo no me interesa, pero esa foto es un vulgar montaje. Les digo que la mayoría del TSJ votó NO porque ellos mismos lo expresaron en privado….

actualidad » en esta sección

buscador