“Desde hace años estamos escuchando con espanto historias necrófagas absolutamente inverosímiles, que supuestamente se practican en el entorno presidencial, conformado por cubanos”. Marianella Salazar cuestiona hoy si la apertura del sarcófago del Libertador está ligado a las prácticas de los babalaos cubanos.

Esta es su columna completa:

El Gobierno no ha podido dar con el autor o los autores del crimen del fiscal Danilo Anderson, pero sí podrá investigar la muerte de Simón Bolívar, acaecida en 1830. ¡Qué arrecho! Según Chávez, el Libertador fue asesinado por las oligarquías de Colombia y Venezuela.

Se me ocurre que son pretextos para abrir el sarcófago del padre de la patria y justificar los trabajos encargados a los babalaos cubanos, traídos con el propósito de liquidar a sus enemigos, apoderarse de la voluntad de la gente que es impresionable y mantenerse en el poder, a costa de lo que sea.

Desde hace años estamos escuchando con espanto historias necrófagas absolutamente inverosímiles, que supuestamente se practican en el entorno presidencial, conformado por cubanos. (El general Usón le confiesa al profesor Blanco Muñoz, en la página 286 del libro El preso de opinión, que unos babalaos en Cuba le hicieron “un trabajo muy fuerte, por órdenes superiores, para liquidarme… y supuestamente a Ortega -Carlos- le tienen un trabajo montado en África”).

Podría ser pura charlatanería, pero después del absurdo anuncio de que abrirá el sarcófago de Bolívar en el Panteón Nacional y revisará sus restos mortales, uno se pone a pensar si todas esas truculencias de brujos dedicados a la magia negra en realidad no sean cuentos fantásticos, sino prácticas frecuentes que desafían todo conocimiento racional y todo dogma. Que de verdad nos está gobernando una fuerza sobrenatural, maligna, que produce energías negativas, expresadas al inicio del mandato de Chávez con el devastador deslave de Vargas. Y eso de la mala vibra que esparce por donde quiera que va, no la pueden negar ni los más escépticos. Alguien debería recomendarle que deje descansar en paz al Libertador y no profane sus restos, que deben estar revolcándose en la tumba. …

La energía presidencial: nadie puede negar que el Hugo Chávez expresa una fuerza animal cuando insulta y amenaza, así lo demostró el 2 de diciembre, cuando se vio forzado a anunciar su derrota en el referéndum de la reforma constitucional y le cayó a puño limpio a una puerta hasta hacerla añicos, produciéndose lesiones y hematomas en las manos.

Esa madrugada, en su puesta en escena calificó la victoria del No como pírrica; y luego, a los dos días, fuera de sí y frente a un domesticado Alto Mando Militar, dejó salir sus instintos primarios y, como grito de guerra, espetó que esa era “una victoria de mierda”.

A quienes se ofendieron con el excremento verbal presidencial les advertimos que hay unanimidad universal, sobre todo en el teatro, de que el balde fecal que nos tiró con ese vozarrón y esa fuerza fue de pura suerte. Así que no sería ni mala idea saludar el año que viene deseándonos “mucha mierda”. Eso fue lo que nos decretó sin querer: éxito, prosperidad y beneficios inesperados. Gracias, Presidente, por sus buenos deseos: todo es teatro. ¡Mierda!

Tic tac

Regalo de Navidad: según nuestras fuentes de inteligencia, Chávez sí entregará la joya de la corona de las FARC, la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, quien recibe asistencia médica y se recupera en una finca del ex ministro de Interior y coordinador de acciones secretas y operaciones especiales, capitán de navío Ramón Rodríguez Chacín, en el estado Barinas. Quieren que esté presentable para borrar la terrible imagen que habla de lo inhumana que es la guerrilla. En la entidad también se encontrarían el canciller de las FARC, Rodrigo Granda; la asistente Clara Rojas, con el niño que nació en cautiverio; y una ex congresista; quienes serán entregados en las próximas horas. Según el diario El Tiempo de Bogotá, Rodríguez Chacín fue quien trajo al país al líder guerrillero Iván Márquez, que se entrevistó con Chávez en Miraflores el mes pasado. El Presidente venezolano quedará en deuda con el veterano guerrillero y “hermano” Manuel Marulanda, porque necesita urgentemente mejorar su deteriorada imagen internacional, desestabilizar al gobierno de Uribe y tomar ventaja interviniendo en los asuntos internos de Colombia.

La caja de Pandora: no sólo Antonini ha colaborado con el FBI. Los venezolanos detenidos en Miami, presas del nerviosismo, están explicando sus nexos con el alto gobierno del país.

Tic tac

Marianella Salazar
El Nacional

actualidad » en esta sección

buscador