El presidente del gobierno de facto de Honduras, Roberto Micheletti, aceptó este jueves un acuerdo para restituir al depuesto mandatario Manuel Zelaya en el poder, previo consentimiento del Congreso, para poner fin a la crisis, según lo consignó en un comunicado.

Foto: Micheletti tras su comparecencia de esta noche – AFP PHOTO/Yuri CORTEZ y Orlando SIERRA

Micheletti emitió su declaración más de 10 horas después de que se reanudara el diálogo entre ambas partes, tras casi una semana de suspensión por desacuerdos sobre la restitución de Zelaya, derrocado el 28 de junio y tras semanas de una intensa presión internacional, incluido el viaje de Thomas Shannon de esta semana.

Sobre “la posible restitución de Zelaya a la presidencia (…) mi gobierno ha decidido apoyar una propuesta que permite un voto en el Congreso Nacional, con una previa opinión de la Corte Suprema de Justicia, para retrotraer todo el poder ejecutivo previo al 28 de junio del 2009″, precisó Micheletti.

“Siempre hemos sido firmes que es la Corte Suprema de Justicia que debe decidir la posible restitución del señor Zelaya, pero también entendemos que nuestro pueblo reclama pasar la página de nuestra historia en estos momentos difíciles que vive Honduras”, precisó el mandatario de facto.

Otros puntos del acuerdo son la formación de un gobierno de reconciliación, rechazo a la amnistía política, la realización de elecciones el 29 de noviembre y la transferencia de la autoridad de las Fuerzas Armadas al Tribunal Supremo Electoral, entre otros puntos.

Asimismo, ambas partes negociadoras acordaron crear una comisión de verificación para hacer cumplir los puntos del acuerdo, otra Comisión de la Verdad para investigar los sucesos antes, durante y después del golpe de Estado que depuso a Zelaya, el 28 de junio pasado.

“También solicitamos a la comunidad internacional derogar todas las sanciones contra Honduras y enviar observadores internacionales a las elecciones presidenciales” del 29 de noviembre, señaló.

Micheletti exhortó a Zelaya y a su comisión negociadora a que “apoyen este acuerdo” porque “el pueblo hondureño reclama un acuerdo final y ésta es una extraordinaria oportunidad para lograrlo”.

Esperamos que este acuerdo sea el principio de lograr una nueva reconciliación que tanto necesitan y desean los hondureños“, dijo Micheletti tras agradecer “inmensamente” la contribución de Estados Unidos, la Organización de Estados Americanos (OEA) y del presidente costarricense y mediador inicial en la crisis, Oscar Arias.

El mandatario costarricense fue el autor del proyecto aprobado este jueves por las comisiones negociadoras de Zelaya y Micheletti.

PRINCIPALES PUNTOS DEL ACUERDO

Estos son los principales puntos de la propuesta presentada este jueves por el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti al mandatario depuesto Manuel Zelaya, y que calificó como “el principio del fin” de la crisis política en ese país centroamericano.

1.- Creación de un gobierno de reconciliación.
2.- Rechazo a la amnistía política.
3.- Reconocimiento de las elecciones presidenciales del 29 de noviembre
4.- Transferencia de autoridad sobre las Fuerzas Armadas del Ejecutivo al Tribunal Supremo Electoral.
5.- Creación de una comisión de verificación para hacer cumplir los puntos del acuerdo.
6.- Formación de una comisión de la verdad para investigar los sucesos producidos antes, durante y después del 28 de junio, fecha en que fue derrocado Zelaya.
7.- Solicitar a la comunidad internacional que derogue las sanciones contra Honduras y que envié observadores a las elecciones presidenciales.
8.- Apoyar la propuesta que permite un voto en el Congreso Nacional con una previa opinión de la Corte Suprema de Justicia para retrotraer todo el Poder Ejecutivo previo al 28 de junio del 2009, es decir, la restitución de Zelaya en el gobierno.

ZELAYA FIRMARA MAÑANA

El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, calificó hoy el acuerdo alcanzado con el Gobierno de facto para que el Congreso decida sobre su eventual restitución en el poder como “triunfo para la democracia hondureña”.

“El solo hecho de que se esté ya reconociendo la necesidad de retrotraer los poderes del Estado al 28 de junio del 2009 significa un triunfo para la democracia hondureña y (…) el retorno de la paz para el país”, dijo en declaraciones a Radio Globo.

También supone “la posibilidad de que las elecciones en Honduras se confirme que podemos realizarlas en igualdad de competencia y con libertad”, añadió.

Zelaya, que calificó de “viacrucis” el camino para llegar a este pacto, consideró el convenio como “histórico” e hizo un llamamiento a la calma a la población.

“Llamo a toda la población, sin distingos de ninguna de las ideologías que en este momento están en vigencia, tomemos el acuerdo con satisfacción y con calma y que esperemos mañana su firma final”, indicó la emisora, uno de los pocos medios que le ha dado su apoyo.

“Le decimos al pueblo hondureño que, más allá de todo tipo de celebraciones, miremos estos acuerdos como un símbolo de paz para nuestro país y de restauración de nuestra democracia”, sostuvo.

El mandatario depuesto subrayó que la misión estadounidense encabezada por el subsecretario de Estado Thomas Shannon, llegado el miércoles al país, “ha jugado un papel fundamental, clave, igual que la Organización de Estados Americanos (OEA ), la Unión Europea, todos los países de América”.

Hizo votos, asimismo, para que este acuerdo sea “una garantía para que el sentido de la interrupción democrática que significan los Gobiernos de facto sean experiencias que no las volvamos a repetir” en Honduras.

EE.UU. APOYARA LAS ELECCIONES

El subsecretario de Estado de EEUU para el Hemisferio Occidental, Thomas Shannon, anunció hoy que su país apoyará las elecciones del mes que viene en Honduras tras la firma de un acuerdo para que el Parlamento hondureño decida sobre la restitución del depuesto Manuel Zelaya.

Estados Unidos va a acompañar a Honduras en sus elecciones del 29 de noviembre“, dijo Shannon a la prensa después de anunciarse la firma del acuerdo entre las comisiones de Zelaya y del presidente de facto, Roberto Micheletti.

El funcionario estadounidense aseguró, además, que no recordaba “otro ejemplo en las Américas de un país que haya enfrentado el tipo de crisis que Honduras ha enfrentado, una ruptura de su orden democrático y que lo han resuelto con negociaciones, sin imposiciones, sin violencia”.

“Esto es un gran momento para Honduras, el pueblo hondureño debe estar sumamente orgulloso de lo que los hondureños han logrado en este momento”, dijo.

Tras calificar de “histórico” el trabajo de los equipos negociadores de Zelaya y Micheletti, y alabar el “liderazgo político” de éstos por permitir “a sus negociadores llegar a un acuerdo de esta naturaleza”, manifestó su reconocimiento por el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de los otros miembros de la comunidad interamericana.

“Especialmente el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, que empezó esas negociaciones en San José”, remarcó.

“La ayuda internacional creó un contexto, pero el trabajo fue un trabajo de hondureños y yo quiero mostrar mi admiración por la vocación democrática del pueblo hondureño”, añadió.

Con información de Agencias

actualidad » en esta sección

buscador