El alcalde Jorge Rodríguez aseguró este jueves que “uno de los más grandes evasores de impuestos es el canal Globovisión”. De esta manera, Rodríguez instó a los directivos de ese canal privado a cumplir con sus obligaciones tributarias.

“Tienen la cachaza de no pagar impuestos ni en el 2006, ni en el 2007, ni en el 2009″, dijo Rodríguez.

“46 meses me debes Ravell y me los vas a pagar”, aseguró Rodríguez.

En declaraciones ofrecidas desde el Palacio Municipal de Caracas, Rodríguez indicó que estos señalamientos contra Globovisión no tienen nada que ver con los medios de comunicación, sino que forman parte de una campaña en todo el municipio para recolectar los impuestos.

“No tiene nada que ver con los medios de comunicación, es un proceso intensivo de recuperación de impuestos en la ciudad de Caracas. Nos percatamos que quienes más evaden son los que ganan más plata y quieren seguir ganando más”, dijo el Alcalde.

“En razón de eso, en el caso concreto de Globovisión, nos debe 46 meses de impuestos, tiene que pagarle a la ciudad de Caracas el 0,5 de los ingresos brutos, como paga todo el mundo. Hay una carnicería cerquita de Globovisión y ese señor paga sus impuestos”, indicó.

Rodríguez aprovechó para referirse directamente al director del canal de noticias.

“Por ahí anda Ravell diciendo por el berry, por el Twitter, que lo estamos persiguiendo. Claro, lo estamos persiguiendo para que pague los impuestos que le debe a la ciudad de Caracas, eso es todo“, sentenció.

DEUDA ASCIENDE A 7 MILLONES DE BOLÍVARES

La deuda de Globovisión en impuestos municipales sería 7 millones de bolívares (3,2 millones de dólares) y el plazo para pagarla de tres días.

Los impuestos municipales se calculan en Caracas sobre la base del 0,5% de los ingresos brutos de las industrias y los comercios. Sin embargo, la televisora se ampara en la ley de las telecomunicaciones que, según explican sus voceros, los exime del pago de estos tributos.

El Alclade Rodríguez advirtió que de “no cancelar los impuestos, se aplicarán medidas legales como el cierre administrativo de tres días y el pago de multas”, según reseñó la agencia estatal de noticias ABN.

Globovisión, a la que Chávez ha llamado “terrorista” mediático, desembolsó en julio 4,1 millones de dólares al fisco, que la multó por no haber declarado la difusión de propagandas a favor de un paro de empresarios y sindicatos en 2002, consideradas como “donaciones sujetas a impuesto”.

La televisora sostiene que las acciones en su contra –que incluyen investigaciones penales y varios procesos administrativos sancionatorios– tienen un tinte político.

Sin embargo, Rodríguez aseguró “que no es una agresión a Globovisión, es una agresión contra la ciudad por parte de una entidad comercial que se niega a pagar los impuestos”.

actualidad » en esta sección

buscador