El Presidente Chávez parece decidido a enterrar sus tres “erres” y volver a lo mismo de siempre. Tras solicitar un nuevo referéndum para poder ser reelegido, la lengua le ha traicionado y ha calificado la inseguridad como uno de los problemas “menudos” que afectan del pueblo. Vea el VIDEO.

Video Radio Mundial YVKE

strong>Chávez propuso que se solicite un referéndum revocatorio contra él mismo con un añadido donde se le pregunte a los ciudadanos si están de acuerdo en una “pequeña enmienda constitucional” donde se le permita reelegirse de nuevo.

Chávez ha propuesto que se solicite un referéndum revocatorio contra él mismo con un añadido donde se le pregunte a los ciudadanos si están de acuerdo en una “pequeña enmienda constitucional” donde se le permita reelegirse de nuevo

Mostrando una ignorancia supina del principio jurídico que indica que nadie puede ir contra sus propios actos, ha afirmado que él mismo podría solicitarlo,

Chávez, con los diputados en pie y aplaudiendo, ha afirmado que “eso sería una fórmula” y que incluso el propio Parlamento o el pueblo podría proponer eso.

La primera pregunta sería si quiere revocarse a Hugo Chávez. “Si lo perdiera me desaparezco, ha dicho“.

Los demás puntos de la reforma constitucional que propuso y el pueblo denegó no han sido mencionados por el Presidente.

Chávez ha “aderezado” su discurso con burlas a Rosales (cantos de ballena, filósofo del Zulia), amenazas a la oposición si quiere tomar el camino violento y veladas advertencias a “posibles” divisionistas que habría dentro del chavismo.

Antes Chávez se dió autobombo al decir que fue mérito suyo que el petróleo pasara de 10 a 100 $ en los últimos años.

El discurso de Hugo Chávez es más de lo mismo que se ha visto en los últimos años: el mismo tono, los mismos temas, los mismos autoelogios, los mismos objetos de sus críticas, las mismas ofensas (aunque hoy un poco menos explícitas).

Muchos pensaron que las “tres erres” significaban un nuevo talante político en el país pero, por lo visto, no hay cambio alguno en el discurso del Gobierno.

Chávez se ha cuestionado no obstante por una serie de problemas que no se han solucionado en 9 años: las cárceles, la inseguridad, el contrabando, la corrupción, la falta de producción alimentaria nacional.

Chávez se pregunta “¿Por qué?, ¿Por qué?”. Dice que esta situación debe dolerle.

El Presidente ha calificado esos problemas como “los problemas menudos del pueblo” que este años deben solucionarse.

Suponemos que habrá querido decir que son problemas que afectan “a menudo” al pueblo ya que el significado de la palabra indica algo pequeño o despreciable.

¿Le traicionó la lengua o el subconsciente?

actualidad » en esta sección

buscador