Pese a todos los esfuerzos realizados por los médicos que atendieron desde el mediodía del sábado a las personas arrolladas en la avenida Gumilla de San Félix, dos de las víctimas fallecieron en el Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo; mientras que otras dos aún se encuentran bajo pronóstico reservado.

Los fallecidos resultaron ser Luis Manuel Martínez Marchán, de 2 años de edad, y Javier Elías Flores Mora, de 15. Según explicaron los galenos que los atendieron, “ambos sufrieron heridas internas que impidieron su mejoría y lamentablemente murieron”.

Tanto el cuerpo del infante como el del adolescente fueron trasladados hasta la Medicatura Forense del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), donde serán sometidos a la necropsia de ley, examen que será tomado en cuenta por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Inttt) al momento de llevar a Freddy Pérez, conductor causante de la tragedia, ante el Ministerio Público.

Exigen justicia

Tras conocer la noticia sobre los decesos de los dos menores, allegados y vecinos de las víctimas se apostaron en las afueras del Cicpc y del Inttt para exigir justicia por estas muertes.

“Queremos que se aplique todo el peso de la ley para el conductor que mató a esos niños. Estando borracho se llevó por medio a varias personas, no a un grupo de perros”, manifestaron los familiares y vecinos de las siete personas atropelladas.

Luis Martínez, padre del niño de dos años que murió tras el incidente, explicó que este era su único hijo y que lamenta que ahora este muerto “porque un hombre borracho se le ocurrió hacer una maniobra indebida y lo que hizo fue llevarse por el medio a todos esos vecinos de 5 de Julio (barrio donde residen todas las víctimas). La mamá del niño (Marináis Marchán) está grave. Está hospitalizada en Guaiparo y los médicos no saben si sobrevive”.

Aseguró que las autoridades deben actuar con celeridad y contundencia, ya que “tememos que al tipo ese (Freddy Pérez) se lo lleven sus familiares para Colombia, ya que son de allá y manifestaron que iban a hacer hasta lo imposible para sacarlo del país”.

“Venía de clases”

Socorro Mora de Flores, abuela del adolescente fallecido, manifestó “mi hija y mi nieto venían de El Roble, ya que él (Javier Elías) estaba sacando el bachillerato en las clases sabatinas que dan en el liceo Andrés Bello. Venía de clases y ella (Yelitza) siempre lo acompañaba y lo esperaba”.

Reveló además que “los exámenes que le hicieron al conductor dieron positivos. Estaba borracho y causó esa tragedia. Me arrebató a mi nieto por una imprudencia y eso lo tiene que pagar”.

Mora aseguró además que Flores era el único hijo que le quedaba a Yelitza Flores, quien se encuentra recluida con fracturas en 6 costillas, en la pierna izquierda, fractura facial y ceguera temporal. “A mi otro nieto lo mataron el año pasado en El Mangal (San Félix) y no han hecho justicia con ese caso”, manifestó la afligida abuela.

Audiencia de presentación

El expediente del siniestro ocurrido en la avenida Gumilla fue entregado durante la tarde del domingo a la Fiscalía Primera del Ministerio Público, a cargo de Jairo Chacón. El material será estudiado por el jurista y determinará por qué delito será imputado Freddy Pérez.

Cabe resaltar que la audiencia de presentación en los tribunales, será realizada durante la mañana de hoy. Mientras tanto, el acusado permanecerá recluido en el Inttt a la espera del proceso judicial en su contra.

Vía “El Correo del Caroní

actualidad » en esta sección

buscador