El Presidente Chávez utiliza, en sus relaciones exteriores, una curiosa vara de medir. El puede insultar y agredir a cualquier país y a sus mandatarios, incluso empleando un tono y lenguaje más propio de una malandro que de un gobernante, y eso lo considera normal.

Mientras cualquier crítica que se vierta contra él, por liviana que sea, la interpreta como una injerencia en Venezuela y casi como una declaración de guerra.

Ayer volvió a chillar por las acusaciones vertidas contra él por diversos voceros de los EE.UU. Si Chávez recordara lo que, en este video de hace ya un tiempo, le dijo al Presidente Bush y el tono pendenciero que empleó tan vez pueda comprender que hay cosas que no caen en saco roto.

Una cosa es criticar al gobierno de otro país y otra llamarle burro, ignorante, borracho, cobarde, asesino, genocida, ….

En ese video también Chávez advertía a Bush que “si se le ocurría invadir Venezuela, él le esperaría en la Gran Sabana” y le retaba “Come on here, Mr. Danger“.

Un mínimo ejemplo de la “vara de medir del chavismo”.

actualidad » en esta sección

buscador