“No le mandaremos una gota de petróleo a los EE.UU.”, ha dicho Chávez hoy en relación al Caso Exxon. “Si nos llegan a congelar los activos y nos hacen daño, anótelo Mister Bush, nos meteremos en la guerra económica contra el Imperio”, ha dicho Chávez quien ha anunciado que varios países le acompañaran en esta “batalla”. Vea el VIDEO.

Foto: AP

Video vía: Informativovenez – Youtube

Ha calificado a Exxon de bandidos y ladrones y ha dicho que este tema es un escalón más en la guerra económica de Venezuela contra el Imperio. Dijo que la Exxon Mobil es una de las empresas “punta de lanza del imperialismo” y la incluyó en el capítulo de los “bandidos imperialistas, ladrones de cuello blanco, corruptores y derrocadores de gobiernos”.

Igualmente, aseguró que esa empresa forma parte de las que “apoyaron la invasión de Irak y siguen apoyando el genocidio” en ese país y forma parte de las “mafias mundiales”.

Planteó, además, que si estalla esa guerra económica “el precio del petróleo va a llegar a 200 dólares”.

Puede leer tambien como lo reseña la Agencia Reuters.

Chávez ha leído la columna de hoy de Eleazar Díaz Rangel sobre este tema que publica Ultimas Noticias:

Por la economía están llegando de afuera, con apoyo interno, nuevos ataques contra Venezuela. A los problemas de desabastecimiento, que tienen su ingrediente político, y los rumores que empiezan a circular, se suman estas informaciones equívocas de algunas agencias sobre las demandas de la Exxon-Mobil a Pdvsa.

La Reuters elevó a 36 mil millones de dólares los activos de Pdvsa congelados “en todo el mundo”, y su “análisis” del viernes insiste en la congelación de activos “por miles de millones de dólares”, pese al desmentido del ministro Rafael Ramirez, y opina que el fallo “complica la cruzada socialista del presidente Hugo Chávez, que ya enfrenta crecientes obstáculos en su país” (“crecientes problemas económicos y el descontento entre sus simpatizantes”).

Hoy debemos conocer mejor la experiencia del derrocamiento de Allende. La CIA, según los documentos desclasificados por órdenes del presidente Clinton, planificó y desarrolló –paralela a la conspiración militaruna guerra económica, que buscaba la desestabilización.

Esa política desestabilizadora se aprobó en una reunión del presidente Nixon, Henry Kissinger, el jefe de la CIA Richard Helms y el fiscal Michel, el 15 de septiembre de 1970, sólo 11 días después de la elección de Allende. Entre los acuerdos estaba uno que no pudo ser más elocuente: “Hacer aullar de dolor la economía chilena”. Y lo lograron, y cuando hubo la conjunción con la conspiración militar, ambas acciones, más la situación de división en la izquierda, también estimulada por ellos, todo según los documentos desclasificados, dieron el golpe.

El informe de Inteligencia hace poco hecho público, que dedica cuatro páginas a Venezuela, más que al resto de los países suramericanos juntos, es otro factor a ser valorado. La importancia que la Casa Blanca le da a Venezuela, públicamente expresada en las frecuentes declaraciones de sus más variados voceros, tuvo antes una significativa y trascendente decisión de Washington: la CIA agregó a sus cinco departamentos establecidos (antiterrorismo, contra tráfico de armas, antinarcóticos, Corea del Norte e Irán) para cada uno de los problemas de seguridad más importantes del gobierno de EEUU, un sexto departamento: Venezuela y Cuba.

A Cuba la están trajinando desde 1960, la novedad es la incorporación de nuestro país. Desde entonces, la CIA tiene el personal y los recursos necesarios, exclusivamente destinados a combatir al gobierno de Chávez por todos los medios, en una lucha contra reloj, y creo que el de la economía seguramente lo habrán visto este año como el área más vulnerable.

Y por ahí parecen venir los tiros.

Las palabras de Chávez estaban anticipadas esta mañana mediante este anuncio, del MINCI de Andrés Izarra, publicado hoy en la prensa nacional, arremete contra la empresa EXXON como “la planta insolente del extranjero”.

actualidad » en esta sección

buscador