Por tres días consecutivos habitantes organizados del municipio aragüeño de San Casimiro han salido a las calles a protestar contra el burgomaestre, a quien acusan de no rendir cuentas sobre más de 15 millardos de bolívares otorgados por el Gobierno Nacional y mantener a la localidad sumida en completo abandono.

Cansados de tantas promesas incumplidas, retardo de pagos contractuales, malos servicios públicos y la no respuesta a los problemas que agobian a la comunidad, vecinos de la comunidad sureña llevan tres días en la calle protestando por las deficiencias.

La última medida que adoptaron fue incendiar la camioneta del burgomaestre Yhony Martínez y destrozar la oficina de la Dirección de Desarrollo que dirige su esposa, Sandra Martínez.

Y es que desde el pasado lunes trabajadores del Sindicato del Palacio Municipal iniciaron, con apoyo de la Asociación de Motorizados, el rechazo colectivo tomando las calles y la carretera nacional, interrumpiendo el tránsito vehicular, las actividades escolares y el comercio local.

Pedían la presencia del alcalde Martínez, pero su ausencia durante todo el día y posterior aparición con miembros del CICPC y un supuesto fiscal del Ministerio Público, enardeció aún más a la comunidad, por lo que decidieron arremeter contra los bienes del alcalde y de la Alcaldía.

Gracias a la intervención de la Policía de Aragua la situación no generó mayor caos. Sin embargo, resultó herido el secretario general del Sindicato de la municipalidad, Mauricio Villera, con un perdigonazo en el intercostal izquierdo, así como otros trabajadores y varias personas resultaron detenidas.

COMANDANTE DE LA IV DIVISIÓN PRESENTE

Debido a la gravedad del asunto, el G/D Alejandro Tineo Peña, Comandante de la IV División Blindada y Guarnición de Maracay, llegó hasta San Casimiro a fin de mediar y lograr apaciguar los ánimos del pueblo. Tras la reunión con directivos del Sindicato y ponerse a tono con la realidad que vive la comunidad, el militar se reunió con los cinco concejales y la normalidad regresó, “por ahora” a la población sureña.

Tineo Peña también conversó con los vecinos que protestaban, quienes explicaron con detalles la realidad que viven, entregaron documentos detallados sobre la presunta malversación de fondos y las promesas inconclusas.

La mediación del militar llegó hasta comprometer públicamente al alcalde Martínez a reunirse con sus directores en presencia de la población y explicar la administración de su gestión. Se espera también que la Contraloría General de la República realice la respectiva auditoría.

Nota de Pedro Zapata en El Aragüeño

actualidad » en esta sección

buscador