Víctima de una banda de asaltantes de carros, perdió la vida la noche de este lunes, Fedor Alejandro Vilachat Tovar, de 23 años de edad, estudiante del cuarto año de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, cuando llegaba a la urbanización Terrazas del Avila, para dejar a su novia en su residencia.

El asesinato se produjo aproximadamente a las 11:00 de la noche de este lunes. El estudiante de medicina, conducía su vehículo Peugeot de color rojo, placas AOG-18X, a la altura del distribuidor Metropolitano para retornar vía a la urbanización Miranda, cuando otro carro le salió al paso.

En la entrada de la urbanización Terrazas del Avila, el carro donde iban los delincuentes, un Volkswagen presuntamente, se ubicó junto al de la víctima que iba en compañía de su novia y le hicieron señas de que se detuviera.

Un sujeto armado se bajó y le dio órdenes al joven de descendiera de su vehículo para que se los entregara, pero Villachat aceleró la marcha para tratar de huir y los sujetos dispararon.

El estudiante recibió un disparo en la cabeza, a la altura del temporal izquierdo y perdió el control del volante. El Peugeot se fue contra un lado de la vía y colisionó contra un objeto fijo. El joven murió de forma instantánea y los antisociales huyeron.

La novia del estudiante resultó ilesa y fue quien llamó desde su teléfono móvil para pedir ayuda, pero ya el joven había fallecido. Comisiones de la policía municipal de Sucre y del Cicpc, acudieron al lugar del hecho. La testigo fue trasladada hasta la División contra Homicidios del Cicpc para rendir declaraciones.

El padre del estudiante, quien lleva el mismo nombre que su hijo, Fedor Villachat, es médico neumonólogo y labora en el hospital de los Magallanes de Catia. La mañana de este martes, acudió junto a un grupo familia a la morgue de Bello Monte, para retirar el cadáver de su hijo.

En la medicatura forense también se reunieron algunos estudiantes de medicina de la Escuela Luís Razzeti de la UCV, compañeros de clases de Fedor Villachat (hijo), quienes se enteraron del lamentable hecho cuando llegaron a sus actividades académicas la mañana de este martes. El mejor amigo de la víctima, quien también era su compañero de aulas y vecino, les dio la noticia.

La víctima vivía en El Paraíso con sus padres y estaba cursando su cuarto semestre de Medicina. Era el menor de dos hermanos. Sus compañeros dijeron recordarlo como un gran amigo, alegre, destacado y siempre preocupado por sus materias.

“Somos una sociedad enferma”

El doctor Fedor Villachat, padre del estudiante, mantuvo su serenidad para declarar a la prensa, aunque era evidente el dolor que lo embargaba. Respecto al hecho en el que perdió la vida su hijo, no quiso ofrecer ningún detalle. En cambio insistió en la gran necesidad que existe en la población por “rehacer el país”.

Manifestó que no lo embargaba ningún sentimiento de retaliación ni contra los autores, ni contra los gobernantes. “Mi sentir es del pueblo venezolano. No me mueve ningún remordimiento de índole malsano, sino la necesidad que existe entre los venezolanos por rehacer este país”, dijo.

El médico neumonólogo del Hospital de Los Magallanes de Catia, ofreció su visión ante la crisis de inseguridad. “Yo como médico lo he vivido en los hospitales. Hace quince días tuvimos una situación difícil, cuando un presunto delincuente fue asesinado en la sala de emergencias del hospital, frente a los médicos y todo el personal. Los hampones son personas inescrupulosas que retratan la situación del país”, explicó.

Dijo que su hijo era “mi otro anhelo porque fuera médico como su hermana que es la mayor. Mi teléfono no ha parado de sonar, llamadas de grandes amigos que quieren hacerse solidarios. Se podrán imaginar cual es el cuadro familiar”, añadió.

A su juicio el país está en estado agonizante a causa de la violencia. “Sin entrar en explicaciones respecto a quienes son responsables, el asunto medular es reconstruir el país y todo tiene que aportar recursos para lograrlo. Los hospitales son pequeños microscópios para evaluar como esta nuestro país. Es una sociedad enferma”, dijo.

“Confesores de la gente”…

Fedor Villachat condenó que su gremio sea uno de los más afectados. “Yo trabajo con gente del gobierno y de la oposición por igual, pero nuestros médicos, nuestros vilipendiados médicos, nuestros humillados médicos, no pueden ser nunca quienes reciban la peor parte.

Con más de 30 años que tengo trabajando en el hospital de Los Magallanes, uno se convierte en una especie de confesor de la gente y sabe cual es la situación general de la sociedad. Uno como médico venezolano conoce muy bien a su pueblo”, concluyó.

Vía “La Voz

actualidad » en esta sección

buscador