El ex presidente cubano Fidel Castro acusó hoy a EE.UU. de ‘cometer un monstruoso crimen’ en Ecuador, en un artículo divulgado hoy por medios oficiales, en el que asegura que ‘bombas yanquis, guiadas por satélites yanquis’ mataron allí a 21 guerrilleros colombianos el sábado.

Bombas mortíferas fueron lanzadas en la madrugada contra un grupo de hombres y mujeres que, casi sin excepción, dormían. Eso se deduce de todos los partes oficiales emitidos desde el primer instante. Las acusaciones concretas contra ese grupo de seres humanos no justifican la acción’, asegura el líder cubano.

A sangre fría -prosigue- nadie absolutamente tiene derecho a matar. Si aceptamos ese método imperial de guerra y barbarie, bombas yanquis dirigidas por satélites pueden caer sobre cualquier grupo de hombres y mujeres latinoamericanos, en el territorio de cualquier país, haya o no guerra’.

No somos enemigos de Colombia‘, advierte el ex mandatario, y señala que tanto él como el actual presidente de Cuba, su hermano Raúl Castro, se han atenido ‘a una política declarada de principios y de paz, proclamada desde hace años en nuestras relaciones con los demás Estados de América Latina’.

Hoy que todo está en riesgo -continúa la nota editorial-, no nos convierte en beligerantes. Somos decididos partidarios de la unidad entre los pueblos de lo que Martí llamó Nuestra América’.

Guardar silencio nos haría cómplices. Hoy a nuestro amigo, el economista y presidente del Ecuador Rafael Correa, quieren sentarlo en el banquillo de los acusados‘, dice Castro, que recuerda en detalle en el artículo una larga conversación entre ambos en febrero de 2006.

‘Parecía entonces que mi imaginación era capaz de abarcar sueños y riesgos de todo tipo -agrega-, menos algo parecido a lo que ocurrió la madrugada del sábado 1o de marzo de 2008′.

Castro anota que ‘Correa tiene en sus manos los pocos sobrevivientes y el resto de los cadáveres. Los dos que faltan demuestran que el territorio de Ecuador fue ocupado por tropas que cruzaron la frontera. Puede exclamar ahora como Emilio Zola: ¡Yo acuso!’.

Es el segundo artículo consecutivo del ex presidente cubano dedicado a la crisis que ha llevado a Ecuador y Venezuela a romper relaciones con Colombia y desplazar tropas a las fronteras.

En la nota del lunes advertía de que ‘se escuchan con fuerza’ en Suramérica ‘las trompetas de la guerra, como consecuencia de los planes genocidas del imperio yanqui’.

‘¡Nada es nuevo! ¡Estaba previsto!’, agregaba ese primer artículo de sus ‘Reflexiones’ dedicado a esta crisis.

Vía Efe

actualidad » en esta sección

buscador