El presidente Alan García, ha pedido hoy tras reunirse en Lima con el ecuatoriano Rafael Correa, que la crisis se resuelva entre Ecuador y Colombia y que ningún tercer país interfiera..

Foto: Pilar Olivares – Reuters

Ambos condenaron enérgicamente el ataque del ejército colombiano que tuvo lugar en territorio ecuatoriano tras un contingente guerrillero en el que murió el segundo al mando de las FARC, alias Raúl Reyes.

En particular, el presidente García expresó que se trata de “un problema que debe ser solucionado entre Colombia y Ecuador, de la mejor manera y con respeto a los principios internacionales, y que nadie más debe inmiscuirse en este problema”.

“La presencia de un tercer país en este tema no hace bien. Estimula que no haya una respuesta clara y precisa por parte de Colombia y al mismo tiempo confunde la opinión de algunas personas, creyendo que el Ecuador tenga que ver con una estrategia de un tercer país”, agregó.

Luego habló de forma más específica al declarar: “Más claramente, creo que la República de Venezuela, que no ha sido ofendida, que no ha tenido un acto de penetración en su territorio, no debería añadir a este tema incandescencia, no debería añadir a este tema ni palabras ni hechos, sino limitarse como todos lo queremos a que dos pueblos hermanos puedan coexistir con toda fraternindad”.

Finalmente, expresó su disposición de hacer todo lo posible para solventar la situación, en tanto así sea aceptado.

Por su parte, Correa agradeció las palabras de García e hizo notable énfasis en que se consideren los hechos y principios que resultaron vulnerados tras la acción colombiana.

Consideró “patrañas” y “cortinas de humo” las versiones esgrimidas por Colombia con base en hallazgos realizados en computadores que presuntamente se encontraban en el campamento guerrillero según las cuales los gobiernos de Ecuador y Venezuela habrían mantenido nexos con las FARC.

Llamó a las organismos multilaterales, en particular a la Organización de Estados Americanos, a tomar cartas en el asunto y a Colombia a asumir su falta y presentar sus excusas antes que nada, para evitar que se implante “un precedente nefasto”.

Asimismo, agradeció la actitud tomada por el presidente venezolano Hugo Chávez en solidaridad con Ecuador: “agradezco al presidente Hugo Chávez, así no compartamos puntos de vista al respecto, pero en solidaridad ha tenido una reacción enome en favor de la justicia, del derecho internacional”.

actualidad » en esta sección

buscador