Caracas: Los estudiantes levantan la mano durante una manifestación contra la muerte de un estudiante, Jesús Ramírez, en una de las principales calles de Caracas el 9 de diciembre de 2009. Cientos de estudiantes salieron a numerosas ciudades alrededor de Venezuela para protestar por la muerte de Ramírez, quien fue muerto a tiros el 8 de diciembre en una manifestación estudiantil en el Táchira, al occidente de Venezuela, durante los enfrentamientos con la policía. AFP PHOTO / Juan Camacho

Centenares de universitarios realizaron el miércoles protestas en Caracas y otras tres ciudades en rechazo al asesinato de un estudiante ocurrido en la víspera en una ciudad fronteriza.

Bajo la consigna “no a la violencia, no a la impunidad, un estudiante muerto no permitiremos más”, varios centenares de universitarios realizaron una improvisada concentración en una plaza del este de Caracas.

Luego marcharon por algunas vías para expresar su repudio al asesinato del universitario, Jesús Eduardo Ramírez Bello, quien falleció el martes a causa de un disparo en la cabeza durante una protesta callejera.

Para ver la galería de fotos, pulse en la imagen

Portando una larga pancarta negra y fotografías del estudiante fallecido, los jóvenes marcharon por algunas calles y la principal autopista de la capital, situación que originó un fuerte congestionamiento de vehículos en el este de la ciudad.

“Queremos que haya justicia en el caso del compañero asesinado en el día de ayer, y en segundo lugar que haya una rectificación del discurso violento del gobierno, y soluciones”, dijo Roberto Patiño, presidente del centro de estudiantes de la estatal Universidad Simón Bolívar.

“No queremos que más jóvenes sigan muriendo, no queremos que sigan matando a nuestro compañeros de las universidades”, comentó el dirigente de la estatal Universidad Central de Venezuela, Miguel Pizarro.

FOTOS: NEWS FLASH JC

En las ciudades occidentales de San Cristóbal, Maracaibo y Mérida también se registraron protestas contra el asesinato del estudiante, según reportaron medios locales.

El ministro de Relaciones Interiores, Tareck El Aissami, informó el miércoles que la policía judicial inició las investigaciones para localizar al responsable del asesinato de Ramírez Bello, de 20 años, quien murió en medio de una protesta que realizaban estudiantes de la Universidad Nacional Experimental del Táchira contra la falta de luz y gasolina en San Cristóbal.

El Aissami criticó la actuación de la policía del estado suroccidental del Táchira por retirarse de la protesta momentos antes del asesinato del joven, y responsabilizó del incidente al gobernador César Pérez Vivas, opositor al gobierno.

FOTOS: NEWS FLASH JC

El ministro dijo al canal privado Venevisión que Pérez Vivas “asumió una posición irresponsable ante los familiares del joven asesinado. Es un paramilitar y es un tipo que perdió la vergüenza”.

Pérez Vivas rechazó el miércoles los señalamientos del ministro, y lo acusó de recurrir al expediente de la “guerra sucia, de la mentira, de la manipulación, para darle, para tratar de politizar el caso, y asignar responsabilidades donde no las hay y poder encubrir a los verdaderos culpables de este crimen”.

El gobernador denunció que Ramírez Bello murió en una “emboscada” que habrían “planificado y organizado dirigentes del partido socialista de Venezuela, por el ‘chavismo’ tachirense, que desde programas de televisión de las televisoras regionales del Táchira convocaron a personas a esas universidades”.

Asimismo, el gobernador informó que la policía estatal dispone de fotos y vídeos de los responsables que estarían vinculados con “dirigentes chavistas del Táchira”.

Fabiola Sánchez
Copyright 2009 The Associated Press.

actualidad » en esta sección

buscador