Ex presidentes de América Latina expresaron hoy su apoyo a Colombia en la lucha contra las FARC y expresaron su rechazo al Presidente Chávez, a quien consideraron un “tsunami” populista y autoritario, en un seminario de la Fundación Libertad celebrado hoy en Argentina.

Al hablar sobre “el futuro de América Latina”, el mexicano Vicente Fox (2000-2006), el ecuatoriano Osvaldo Hurtado (1981-1984) y el boliviano Jorge Quiroga (2001-2002) expresaron un firme apoyo a la política de seguridad democrática del presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

El uruguayo Luis Alberto Lacalle (1990-1995) sostuvo que “si bien es cierto” que Colombia “invadió” Ecuador el pasado 1 de marzo para atacar al “letal peligro” de las FARC, “también es verdad” que la guerrilla colombiana “agrede a todos y no hay condena a ese tipo de intervención”.

Hurtado sostuvo que los gobiernos de Ecuador y Venezuela, que criticaron duramente ese ataque, “conspiran contra la democracia vecina” (de Colombia) y que en su país “lamentablemente gana casi siempre el populismo” desde 1984, cuando concluyó su mandato.

Fox, por su parte, acaparó los aplausos de dirigentes de partidos políticos conservadores y empresarios que financian a la Fundación Libertad al asegurar que en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico “no es excusa” que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tengan campamentos en Ecuador, como ha denunciado Bogotá.

Pero el más ovacionado fue Quiroga, quien sostuvo que “no hay que subestimar” a Chávez, que a su juicio es una grave amenaza como líder “de un proyecto hegemónico con la mayor fortaleza financiera y la mayor estructura” que se haya visto en América Latina, gracias a sus “petrodólares”.

Quiroga, que definió a Chávez como “verdadero jefe de las FARC”, instó a “profundizar la investigación” del contenido del disco duro de los computadores incautados en el ataque en el que fue abatido Reyes.

Para el salvadoreño Francisco Flores (1999-2004), ha aparecido una “izquierda radical” a causa del “desencanto profundo” de la población en los partidos políticos y Chávez “no es el único ejemplo de reversión hacia la lucha de clases”.

Con matices, los cinco ex mandatarios apuntaron que la “bonanza económica” y la mejora de la situación social, aún insuficiente, que vive hoy América Latina, responde a la “economía de mercado” y la “apertura” que implantaron gobiernos neoliberales en la región en los años 90.

No hubo, sin embargo, mayores autocríticas por las consecuencias sociales de la apertura comercial y la ola de privatizaciones de la década pasada.

Quiroga dijo que le da “lástima” que el Gobierno de Brasil “confraternice” con Chávez por considerarlo “un pequeño problema” cuando “en realidad” el presidente venezolano es “un genio político” que lleva adelante “un tsunami” que amenaza “a todos”.

El ex mandatario boliviano advirtió que hay un “pacto de satisfacción” entre EE.UU. y Venezuela por el cual Washington sacia su “afán energético” y Chávez “la acumulación de poder”.

Opinó que Chávez “es el verdadero dueño de la transición en Cuba”, además de ejercer poder en Brasil y Perú por medio de asociaciones afines y de haber alineado tras de sí los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Ecuador, Rafael Correa.

“Así como Stalin construyó la antigua Unión Soviética con su ‘Lenin dijo’, Chávez manda en Cuba con el ‘Fidel dijo’”, subrayó Quiroga luego de afirmar que el presidente venezolano “controla 19 de los 34 votos” de la Organización de Estados Americanos (OEA).

No podemos aceptar que con prácticas democráticas se construyan dictaduras“, advirtió Flores.

Los ex mandatarios disertaron invitados por el escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien dirige la Fundación Libertad, que organizó el seminario con motivo de los 20 años de su creación en Rosario, a 380 kilómetros de Buenos Aires.

“La verdadera lucha no es entre la derecha y la izquierda sino contra el sistema ambidiestro para tomar el poder y manco para ayudar a los pobres”, aseguró Quiroga.

Vía Efe

actualidad » en esta sección

buscador