Manuel Alcalá Murillo, padre de Patricia y suegro de Alexander Niermann, desaparecidos en el fatídico vuelo de Transaven, denunció hoy la lentitud de las operaciones y las investigaciones que se han realizado hasta el momento sobre este caso.

Dijo, de acuerdo a Globovisión, que desde hace ocho semanas se comenzó a hablar de la nueva búsqueda de la aeronave y que “todo se ha ido en trámites burocráticos, en solicitud de servicios, en la oferta de una empresa italiana”.

Hemos solicitado que se continúe realizando la búsqueda porque el presidente Chávez ha empeñado su palabra ante las autoridades italianas y también suizas. En Italia y nosotros los venezolanos estamos esperando que le Gobierno Nacional dé una respuesta efectiva. No puede ser que haya pasado tanto tiempo y todavía no sepamos qué pasó con nuestros familiares”, denunció.

Dijo que hay hipótesis de que el avión fue robado.

“Esto es un desastre y por eso yo denuncio el estado de la aviación civil de Venezuela, la incapacidad de las autoridades del aeropuerto internacional de Maiquetía, que es el primer aeropuerto del país, donde no tienen el equipamiento necesario. El presidente del INAC dice que esas grabaciones (de que pasaron por todos los controles) sí existen, pero que a las 24 horas se borran porque ese es una situación que no sucedió en el aeropuerto”, explicó.

La semana pasada la prensa italiana especuló, de acuerdo a la transcripcion de la llamada del SOS, con que en el avión viajaran 18 personas y no 14. En base a ello, especulaba que el avión pudiera haber sido secuestrado.

El pasado mes de febrero, el Sr. Alcalá había sido entrevistado por Andrea Daza en “El Mundo”.

actualidad » en esta sección

buscador