Venezuela 09 / abr / 2008 5:24 am 119 comentarios

La imagen: zona guerrillera La Piedrita

Un reportaje que hoy publica el diario “El Nacional”, efectuado por Thabata Molina, explica las actividades del Colectivo La Piedrita en el 23 de Enero de Caracas.

Esto son algunos extractos del reportaje:

El recibimiento en la Zona F del 23 de Enero es claro: “Bienvenido a La Piedrita en paz. Si vienes en guerra te combatiremos. Patria o muerte”. Un cartel con letras rojas hace la advertencia en la entrada del barrio. 100 metros más abajo hay otros 4 letreros cuyos mensajes son directos: “Aquí manda La Piedrita y el Gobierno obedece… Se lo juramos, para el traidor no habrá perdón… La guerra de guerrillas, base de la lucha de un pueblo“.

Cuando un visitante llega a la entrada de este sector ha sido visto al menos desde 3 de las 25 cámaras de seguridad que integran el sistema de vigilancia del grupo revolucionario. La comunidad también participa y cuando algún extraño es detectado la alarma vecinal se activa y a través de una llamada telefónica los líderes se ponen al tanto de que alguien ajeno al territorio está cerca.

Son apenas tres calles del 23 de Enero con una población aproximada de 1.200 personas. Un territorio controlado del cual Valentín Santana –líder principal– asegura que no hay delincuencia ni tráfico o consumo de drogas. Su poderío merma en las adyacencias del barrio El Observatorio y la frontera está demarcada por una calle en la parte alta de la zona.

La Piedrita fue uno de los grupos que participó el jueves de la semana pasada en las acciones armadas en las que manifestantes –algunos de ellos encapuchados– trancaron los accesos al 23 de Enero durante casi cinco horas.

Estamos en el segundo territorio liberado en América. El primero fue Cuba“, afirmó con orgullo Santana, quien añade que su zona es más segura que el Country Club.

Sin embargo, la ley de policía nacional, cuya promulgación se esperaba ayer, reserva para el Estado toda la función policial y sus promotores prometieron eliminar cualquier grupo vecinal que pretenda ejercer tareas destinadas a los cuerpos de seguridad.

A pesar de que Valentín Santana ha reiterado en múltiples declaraciones que el colectivo La Piedrita no tiene armas, Pedro Pérez reconoció que sí las tiene. No quiso precisar en manos de quién están, ni cuántas son, sólo atinó a decir que son “muchas” y de todo tipo.

“Nuestro principal proveedor de armas es el enemigo”, confesó el dirigente revolucionario sin precisar a quién se refería, aunque aclaró que no provienen del narcotráfico ni de los cuerpos de seguridad.

Dijo que las armas son para defender el sector, pero considera que para entender la razón de ser de estos colectivos es necesario asimilar “la realidad interna de la zona” porque, según él, la comunidad está de acuerdo con el trabajo que han realizado.

Pérez comentó que tiene 27 años de edad de los cuales 3 ha dedicado por completo al trabajo con La Piedrita. Valentín Santana explicó que el grupo está integrado por 30 hombres pero cuenta con el respaldo de toda la comunidad. Pérez señaló que al menos 20 de los miembros pertenecen al “grupo de vanguardia” de la organización y que las labores de vigilancia se hacen por guardias.

Santana insistió en desmentir que en el 23 de Enero exista una guerra entre los colectivos de la parroquia, aunque dejó claro que con las relaciones están definitivamente rotas con los Tupamaro.

actualidad » en esta sección

buscador