El vicepresidente Ramón Carrizales, confirmó hoy la nacionalización de la siderúrgica ítalo argentina Ternium-Sidor, y la atribuyó a condiciones de trabajo esclavo y a prepotencias. Espera no tener problemas con Argentina.

Foto: Miguel Angulo – Prensa Presidencial

Sabemos que el Gobierno de Argentina siempre ha sido muy respetuoso de las normas internas” de otras naciones, por lo que “esto no generará ninguna disputa y mantendremos las mejores relaciones”, dijo en rueda de prensa y remarcó que la orden de nacionalización la impartió directamente el presidente, Hugo Chávez.

El consorcio internacional Ternium, básicamente de la familia Rocca de Argentina, muy próximo a los Kirchner, posee el 60 % de Sidor mientras que el Estado y los trabajadores se reparten en partes iguales el 40 % restante.

La producción de todo ello, con “materia prima subsidiada, al igual que la electricidad”, era posible con “una explotación inclemente” de los trabajadores, que estaban “sometidos a una semiesclavitud”, dijo Carrizales.

Además, añadió, que parte de la producción era vendida luego a Venezuela “a precios internacionales”; es decir, pese a los subsidios “debemos cancelar altos precios”.

“¿Que no han violado la ley, es posible que no haya violaciones, pero lo que se hacía era por lo menos antiético e inhumano“, lo que el Gobierno de Venezuela “no puede permitir”, remarcó.

Carrizalez dijo que en las negociaciones de un nuevo contrato colectivo a las que acudió desde el mediodía del martes y hasta esta madrugada, “sentimos una actitud de colonizador” por parte de los gerentes de la empresa.

De estos solo se escucharon “posturas intransigentes, irrespetuosas, ofensivas, arrogantes y prepotentes, que simplemente buscaban mantener los esquemas de explotación bárbara a la que han estado sometidos estos trabajadores”, sostuvo.

En ese contexto, dijo que se comunicó a Chávez y que este “me instruyó que les informara que el Estado toma el control” y que las condiciones de ello serán definidas en una posterior negociación.

Por ese motivo, dijo que aún “no podemos hablar de ningún tipo de oferta” y que “no estamos cerrados a ningún esquema” de compraventa.

Previamente, José Meléndez, portavoz del sindicato obrero de Sidor, informó que existía “júbilo con el pronunciamiento a la una de la mañana” y que la nacionalización “ha sido un golpe certero” a la patronal.

Significa, además, añadió Rodríguez, “la concreción del sueño de los trabajadores del socialismo del siglo XXI que estamos esperando”.

Rocca había remitido una carta al Presidente Chávez esta mañana:

Caracas, 9 de abril 2008

Teniente Coronel
Hugo Rafael Chávez Frías
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Estimado Presidente,

A raíz de la convocatoria que el Vice Presidente de la República nos hiciera ayer para buscar un acuerdo con el Sutiss en relación a la renovación del contrato de trabajo, Sidor, teniendo en cuenta las recomendaciones recibidas para ampliar el alcance del contrato, ha procedido a mejorar sustancialmente su oferta.

En primer lugar ofrecimos y concordamos incorporar a la nomina de Sidor a todos los trabajadores que en la actualidad desempeñan actividades listadas en el aparte único de la Cláusula 97. Esto implica la incorporación de no menos de 600 trabajadores, hasta hoy contratistas

En segundo lugar ofrecimos y concordamos incrementar las pensiones mínimas de los jubilados y pensionados al salario mínimo nacional. Esta decisión afecta a más de 2.500 jubilados de la empresa.

En el último punto de la negociación, la cláusula de carácter salarial, ofrecemos otorgar un aumento de 130%, mejorando sustancialmente la ultima propuesta presentada en el ámbito de la mediación promovida por el Ministerio del Trabajo. Esta oferta, comparable con la propuesta del sindicato presentada en el mismo ámbito, representa un incremento de 13%, lo cual coloca al trabajador de Sidor dentro de los mejores remunerados del país, con un ingreso mensual en el lapso del contrato de más de siete mil bolívares fuertes.

Avanzamos esta propuesta para hacer posible un acuerdo, a pesar de las limitaciones financieras de Sidor, por los importantes aumentos en el costo de la materia prima, y por el compromiso con la industria nacional en mantener los precios de los productos planos y largos por debajo de los precios internacionales.

Lo hacemos porque sentimos la importancia de sostener un proyecto industrial integrado, en el cual Venezuela, Argentina, Brasil, trabajen juntos para promover el desarrollo de la cadena de valor siderúrgica en el Mercosur, contribuyendo a la creación de puesto de trabajo, a la incorporación de conocimiento, a la creación de mejores condiciones de vida para las comunidades en las cuales operamos.

En este espíritu, y con el mayor sentido de responsabilidad, Le pido su intervención, para encontrar una solución constructiva para nuestros países y para la empresa, y estoy desde ya a Su disposición para lo que Usted disponga.

Muchos Saludos,

Paolo Rocca

Con información de ABN, Efe e Infobae

actualidad » en esta sección

buscador