Los fallecidos en los hechos sangrientos del lunes y martes en Barcelona, en enfrentamientos con la policía, registraban todos antecedentes policiales, según informó ayer el subdirector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Alvis Pinto, en rueda de prensa la tarde de este martes.

En los dos días ocurrieron enfrentamientos que dejaron como saldo 11 muertos. Las cuatro primeras muertes ocurrieron el lunes cuando el grupo de “el Javielito” atacó a los allegados de Gustavo Lorenzo Rodríguez, de 51 años, ejecutivo de la MMC Automotriz, y de su hijo, Gustavo Daniel Rodríguez, de 21 años, cuando regresaban del entierro de ambos en el Cementerio Parque Metropolitano de la capital de Anzoátegui.

Según la policía estos primeros fallecidos fueron Luis Alberto Aguilera, de 20 años; José Alexander Marín Vargas, de 21; Jean Carlos Marchán Moreno y Balán Parababire Dennis, quienes días antes habían asesinado al primo de “el Javielito” lo que habría privado para que éstos atacaran al grupo.

Los empleados de la aduana, que queda cerca del lugar donde se producía el enfrentamiento, avisaron a la policía. Tres efectivos de la Policía del municipio Bolívar llegaron y vieron que los superaban en número, así que pidieron refuerzos a los otros cuerpos de seguridad. Según Pinto, los efectivos fueron recibidos con disparos y bombas molotov en la casa de “el Javielito” en el barrio La Ponderosa.

Allí el enfrentamiento dejó el saldo de los otros siete muertos a las 5:45 de la madrugada de este martes, y los cadáveres fueron ingresados a la morgue del Razetti a las seis de la mañana.

Además nueve policías resultaron heridos en el tiroteo. Según explicaron sus compañeros uno de ellos está en terapia intensiva en el hospital Luis Razetti de Barcelona.

En la morgue, el libro diario registró la entrada de los cadáveres de Javier Eduardo Gámez Gómez, alias “el Javielito” (24), con seis heridas de bala; Richard Barrolleta Zavallo (35), quien presentó tres heridas; Carlos Eleazar Ponce (36), con cinco impactos de bala; José Gitte (28), con 10 heridas; Adeliz Enrique Bermúdez Yaquas, (28) presentó 17 heridas de arma de fuego, Edwin José Marqués (35) con ocho heridas y Luis Fernández Alfonso (24), con cuatro heridas.

En el Razetti, uno de los familiares de los muertos dijo que ellos habían solicitado la presencia de los fiscales del Ministerio Público y de la Defensoría del Pueblo para entregarse.

El subdirector del Cicpc explicó que “el Javielito” estaba siendo investigado por unos 50 homicidios y que los otros fallecidos también tenían registros por diversos delitos. Agregó que se averigua si el hijo del subgerente de la MMC, Gustavo Daniel Rodríguez tenía vinculación con alguna de las bandas y dijo que no se descartan detenciones en las próximas horas.

Una dama allegada de uno de los fallecidos, que prefirió omitir su nombre, dijo que su familiar trabaja en el área de la construcción, mientras que una prima de “el Javielito” mencionó que él era dirigente de ese sector en Anzoátegui.

Gobernador Tareck W. Saab pidió investigar a juez que soltó a “javielito” en 2009

Al mandatario regional le resulta extraño que Javier Gago Gámez (24) fuera liberado el año pasado, por no contar con antecedentes policiales, penales o solicitudes. Exhortó a la rectora, Mirna Más y Rubí, abrir una averiguación “de carácter disciplinario”

Tras la muerte de Javier Gago Gámez, de 24 años de edad, identificado como supuesto líder de la banda de “el javielito”, el gobernador del estado Anzoátegui, Tarek William Saab, solicitó a la juez rectora en la entidad, Mirna Más y Rubí Espósito, abrir una investigación “de carácter disciplinario” a la juez que liberó a ese joven en 2009.

“El jefe de esta banda asesina, fue puesto a la orden de los tribunales por estar implicado en múltiples homicidios, pero extrañamente, fue dejado en libertad, con una excusa totalmente impropia, como la de no registrar antecedentes policiales, penales o solicitudes.

Como abogado, al mandatario regional, le llamó la atención el hecho de que “el javielito” fuera liberado pese a las numerosas denuncias en su contra. Refirió que al menos lideró 50 acciones criminales.

Por lo tanto, Saab espera que la juez rectora proceda cuánto antes a las averiguaciones y se apliquen las medidas que sean necesarias, en contra de los responsables de la liberación de Gago Gámez.

“Vean todo lo que ocasionó el hecho de haber sido librado este señor (…) se pudo haber ahorrado el saldo de víctimas que conoce hoy la sociedad anzoatiguense”.

No quisieron dialogar

Dijo que a los sujetos abatidos se les propuso el diálogo, “pero ellos prefirieron hacerle frente a los policías”. Saab aseguró que su trabajo para combatir la delincuencia no cesará con el fin de proteger a los anzoatiguenses. Manifestó que en los próximos días firmará un decreto para aplicar con más fuerza el desarme en los barrios. “Ya este trabajo lo venimos ejecutando pero le vamos a dar más fuerza”. A su juicio, parte de los resultados del trabajo policial es que lograron neutralizar “un de los grupos hamponiles más sanguinarios del estado”.

Agentes de Polibolívar y Polianzoátegui fueron condecorados por su valentía

El mandatario regional condecoró a un grupo de funcionarios de Polianzoátegui, a quienes impuso la orden José Antonio Anzoátegui en su tercera clase y los ascendió al grado inmediato superior.

Los homenajeados fueron el sargento mayor Mario Antonio Pérez, de 48 años de edad. Tiene 15 años de servicio y pasó a ser sub inspector; el distinguido José Jesús Figuera Guina, de 31 años. Con cuatro años como uniformado ascendió a cabo segundo. Tanto Pérez como Figuera, fueron heridos de bala en extremidades inferior y superior, respectivamente.

El agente Ángel Manuel Cabellos Pérez (26), pasó a ser distinguido. No obstante, Cabellos se encuentra en terapia intensiva y al parecer hoy será intervenido pues tiene una bala alojada en el abdomen.

También el agente José Gregorio Torrivilla Barreto, de 28 años será ahora distinguido. El joven funcionario sufrió una fractura en una de sus extremidades inferiores.

Igualmente, el sub inspector Carlos José Prosperi Rodríguez, fue elevado a inspector.

El sargento primero, Jesús Flores Jaramillo, pasó a ser sargento mayor. Y los agentes Asdrúbal García Isernia y Benedicta del Carmen Campos, ascendieron a distinguidos.

Con Información de El Tiempo y El Universal.

actualidad » en esta sección

buscador