Una adolescente de 16 años de edad, estudiante de quinto año de la Unidad Educativa Privada José Francisco Torrealba, en La Morita, en Linares Alcántara, se encuentra internada en la Emergencia del Hospital de La Ovallera en muy malas condiciones físicas y convulsionando a consecuencia de haber ingerido un compuesto químico a través de un sandwich.

Así lo cuenta hoy el diario El Siglo de Maracay:

La jovencita, a quien describieron como una niña muy linda, responde al nombre de Moralis Liendo Barrios, quien reside en la urbanización La Caprotana, en San Jacinto, informaron sus padres Moraima Barrios y César Liendo.

Denunciaron ante los periodistas que el repudiado hecho se produjo a eso de las 9:00 de la mañana de este viernes en uno de los salones del plantel. Adicionaron que la menor se trasladó a primera hora de la mañana a su colegio y su progenitora le preparó un sandwich, el cual se lo envolvió en papel aluminio y ella (alumna) lo guardó en su morral.

Cerca de las 9:00 de la mañana, la estudiante se enteró que las notas habían sido publicadas en la seccional del instituto educativo que funciona en la parte superior del edificio. Seguidamente subió a conocer el resultado de sus calificaciones. Había sacado 20 puntos en la materia y esa situación cayó muy mal en varias de sus compañeras, dijeron.

Luego bajó y se dirigió al salón a comerse el desayuno, cuando sintió un sabor amargo. Abrió el sandwich y se percató que le habían echado un polvo negro, cuya situación fue presenciada por la profesora Aidé Padrino de Pérez, directora. Inmediatamente buscaron en la papelera y se encontraron con una bolsita de Campeón. Además, inspeccionaron el morral y hallaron en el fondo del mismo un escrito donde decía lo siguiente: Para ti, con cariño, pu… mal..

Moralis Liendo comenzó a sentirse muy mal, empezó a vomitar y a convulsionar. Con la urgencia del caso sus seres queridos la trasladaron al Hospital de La Ovallera, donde la entubaron.

Ratificaron lo siguiente: La envenenaron por ser ella una estudiante de 20 puntos y eso es muy doloroso en un país donde los valores de la familia se están perdiendo. Se está en presencia de un intento de homicidio y lo más lamentable y triste del caso es que las autoridades de ese recinto educativo no consignaron de inmediato una denuncia en la oficina del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Turmero, comentaron.

Finalizaron diciendo que la paciente permanecerá bajo vigilancia médica por espacio de tres días. Actualmente le están descontaminando la sangre y se mantiene sondeada. La joven lo único que hace es hablar incoherencias.

actualidad » en esta sección

buscador