Noticias24.- El afiche de un festival de cine venezolano organizado por la Universidad de Nueva York, llamado 100% Venezuela, irritó a la Cónsul de Venezuela en aquella ciudad, Carol Delgado, y a defensores del proceso bolivariano, uno de los cuales se dedicó a realizar un muy extenso “micro-análisis semiótico” del afiche, que se publica en el sitio web Aporrea.

La representante del Estado venezolano en Nueva York habría pedido la palabra durante el evento para protestar el violento diseño del afiche, agregando que connota un “mensaje malintencionado”, según reseñó el Círculo Bolivariano Alberto Lovera radicado en la ciudad de los rascacielos.

No se ha indicado quién es el autor del polémico diseño, que parece ir a tono con la temática de varias de las películas presentadas en el festival, que incluyen algunos temas habituales del cine latinoamericano como lo son la guerrilla, los estallidos sociales, la violencia y los golpes de estado.

El afiche representa al continente suramericano sosteniendo un fusil y a un militar que se dispara a sí mismo en la cabeza con una videocámara de 16 milímetros (inspirada en el popular modelo de Bach-Auricon) a la que el micro-analista semiótico Luis Delgado relaciona con “orejas de Mickey Mouse”.

La cámara se conecta a un surtidor de gasolina, dejando pocas dudas acerca de que el militar en cuestión no es otro que Hugo Chávez. Esquirlas rojas parten de la cabeza del individuo y se riegan, a manera de islas, junto al extremo meridional del continente americano.

Algunos de los señalamientos más curiosos del análisis semiótico, en resumen, indican:

“un militar de estatura mediana, complexión fornida, tipología morena, marcialmente cuadrado, que aparece observando frontalmente al espectador (no resulta difícil imaginar a quién refiere)”.

“El militar aparece blandiendo en su mano izquierda una suerte de arma/ cámara cinematográfica con orejas parecidas a las de Mickey Mouse”.

“el medidor [ del surtidor de gasolina ] tiene una curiosa aguja roja, en forma de triángulo, por cierto casi calcada del logotipo de CITGO, filial petrolera y de estaciones de servicio de Venezuela en EEUU”.

El analista concluye diciendo:

(…)el “ingenuo afiche” pareciera buscar edificar una representación icónico/ plástica/ lingüística y contextual demonizada del Presidente Chávez y de todos los bárbaros pueblos latinoamericanos que se dejan influenciar por una suerte de líderes maniáticos, perturbados y agresivos que además cuentan con un gran poder ideológico, mediático y militar para subvertir el resto de la Región y hasta potencialmente atacar por vía armada a los EEUU.

(…)

El mensaje que en definitiva se labra desde este afiche y este tipo de eventos esencialmente tendenciosos es legitimar, como es costumbre en la historia sangrienta del Imperio, la agresión del Norte hacia el Sur. Eso sí, para reponer en nuestras tierras salvajes e ignorantes la sensatez, la paz, la armonía, la solidaridad, el amor y lo que ellos gustan llamar el orden liberal-democrático.

Para añadir al insulto la injuria, quien albergó los eventos del festival es el Centro Rey Juan Carlos I de España, una institución cultural adscrita a la Universidad de Nueva York que promueve el estudio de la cultura iberoamericana y está ubicado en el número 53 de Washington Square, NY. El festival, que concluye hoy, exhibió películas venezolanas como El pez que fuma, Desnudo con Naranjas, Amaneció de golpe, Postales de Leningrado, Señora Bolero y Golpes a mi puerta, entre otras, además de una serie de simposios sobre política venezolana, en los que participaron Teodoro Petkoff y Margarita López-Maya.

El Centro Rey Juan Carlos se habría excusado por el afiche, indica la nota de Aporrea, diciendo que el diseño fue “accidental” aunque no fue posible ubicar la fuente original de dicha disculpa.

Via Aporrea

actualidad » en esta sección

buscador