La planta eléctrica de Tacoa se encuentra en estado crítico, según informaron trabajadores que prestan servicios a este complejo ubicado en el estado Vargas. Además denunciaron que no se le presta el mantenimiento adecuado para que perdure su servicio.

Esta es la información que nos ofrece El Nacional

El Conjunto Generador Josefa Joaquina Sánchez Bastidas, ubicado en Tacoa, estado Vargas, reincorporó al sistema interconectado nacional 440 megavatios de energía eléctrica, del déficit inicial de 680 megavatios, después de poner en marcha 2 unidades averiadas desde el año pasado.

Una fuente vinculada al área de operaciones de la planta explicó que una de las turbinas, de 400 megavatios, quedó fuera de operación el 17 de diciembre pasado, después de que se rompiera un tubo en la caldera a causa de la presión del agua. Con la reposición de este equipo, Tacoa tiene en funcionamiento 2 unidades grandes, de 400 megavatios cada una, más otras pequeñas que permiten la generación de 1.360 megavatios.

Una nota de prensa de la Electricidad de Caracas explica que la reparación de la otra turbina de 40 megavatios, que comenzó a operar esta semana, exigió una inversión de 27,5 millones de bolívares.

40.000 hogares de la Gran Caracas se verán beneficiados.

“La capacidad instalada del complejo es de 1.600 megavatios, pero hay 5 unidades menores que están fuera de servicio por obsoletas. Estos equipos no fueron renovados con antelación y por eso se dejan de generar, en este momento crucial, 240 megavatios que podrían ingresar al sistema interconectado del país”, advirtió un funcionario, que aseguró además que Elecar iniciará pronto un proyecto para desincorporar esos equipos y utilizar esos espacios para instalar dos unidades nuevas con capacidad para generar 1.080 megavatios. La limitante, dijo, es que el insumo de estas turbinas sería el gas y por ahora, Pdvsa-Gas no está en capacidad de abastecer la demanda.

Alirio Rondón, presidente del tribunal disciplinario de la Federación de Trabajadores de la Industria Eléctrica de Venezuela, precisó que Tacoa recibe 10 millones de pies cúbicos de gas por hora para alimentar los equipos, mientras que Reynaldo Díaz, del Sindicato de Elecar, indicó que se utilizan 150.000 barriles de petróleo cada 4 días para los quemadores del sistema.

Trabajadores de contratistas que prestan servicio al complejo Josefa Joaquina Sánchez Bastidas denuncian que las unidades grandes del sistema no reciben periódicamente el mantenimiento mayor, o tipo A, recomendado en los manuales de funcionamiento de la planta. Dicen que la estatal alega que para ello sería necesario suspender la operatividad de estas unidades durante 3 ó 4 meses.

Rondón dice que en medio de la crisis energética que atraviesa el país, como consecuencia de los cambios climáticos, no se puede pretender que se paralice la generación de 400 megavatios de energía para realizar los trabajos de mantenimiento, a pesar de que sabe que seguir el cronograma de los manuales sería lo más recomendable pues permitiría, además, la generación de 300 o 400 empleos temporales.

“Entre el año 2000 y 2007, cuando la Electricidad de Caracas estaba en manos privadas, no se realizaron los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivos tipo A que ameritaba el sistema. Por eso muchas unidades se deterioraron irreversiblemente y no fueron sustituidas por equipos más modernos”, dijo el representante de los trabajadores de la industria eléctrica.


Karem Racines Arévalo

Vía“El Nacional

actualidad » en esta sección

buscador