Foto: El Nacional/ Ana Viloria

Según reporta hoy El Nacional, La coordinadora de Cofavic, Liliana Ortega hizo un llamado a las autoridades “para que evite el uso desproporcionado de la fuerza pública y no usen armas ilegales durante el control de las manifestaciones estudiantiles.”

Sin embargo, ayer el jefe del Comando Regional Número 5 de la Guardia Nacional Bolivariana, G/D Alirio Ramírez, desmintió el titular de primera plana que difundió el diario El Nacional y aseveró que el mismo demuestra irrespeto, dolo y una clara intención de perjudicar a ese componente de la Fuerza Armada Nacional.

Esta es la información que ofrece El Nacional:

La coordinadora de Cofavic, Liliana Ortega, aseguró que los entes del Estado pertenecientes al Sistema de Justicia deben tener no sólo un discurso coherente en contra de la represión policial, sino además realizar una seria investigación por los abusos policiales que se han registrado esta semana y el posible uso de armas prohibidas.

Recordó que existen tres sentencias de la Corte Interamericana que ordenan al Estado adaptar los procedimientos de control de orden público a los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

“La información pública disponible revela que ha habido excesos y eso tiene que ser investigado y sancionado. Una sociedad democrática debe estar preparada para que existan protestas y que esas protestas estén acompañadas o controladas por autoridades democráticas”, dijo Ortega.

La activista pro derechos humanos hizo un llamado a las autoridades para que evite el uso desproporcionado de la fuerza y la utilización de armas ilegales en el control de las manifestaciones.

“Deben ser investigados los que hayan portado armas ilegales y deben ser sancionados los responsables”, insistió.

Durante una protesta en Maracaibo el pasado miércoles, se evidenció que la Guardia Nacional portaba una especie de cadena con garfios. Ortega indicó que, aunque no se sabe si se utilizó el implemento para reprimir, “sólo portarlo es una acción de amedrentamiento”.

Experimento. También Rocío San miguel, de Control Ciudadano, rechazó el uso de nuevas armas no aprobadas por los estándares internacionales.

“Ojalá las Fuerzas Armadas no estén experimentando métodos y medios de combate con los estudiantes”,
dijo la activista de derechos humanos.

Asegura que el hecho de que un efectivo de la Guardia Nacional se exhiba delante de manifestantes con un arma como la mostrada en Maracaibo indica que los estudiantes se están convirtiendo en conejillos de indias para experimentar sobre nuevas formas de represión. “Hemos pasado por los peinillazos, las bombas lacrimógenas, los perdigones, los gases anaranjados y ahora arribamos al empleo, al menos disuasivo, de especies de hierro con carácter intimidatorio”, dijo.

Hizo un llamado al Ministerio de Relaciones Interior y Justicia para que establezca de inmediato las reglas de control del orden público.

Por: Vanessa Gómez
Vía El Nacional

actualidad » en esta sección

buscador