Foto: Wendys Olivo / ABN/ Archivo

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, afirmó que nuestro Estado es garante de los derechos humanos y prueba de ello es la creación de una unidad criminalística para investigar este tipo de violaciones.

Este laboratorio estará presente en todas las regiones del país, su primera sede, que en 15 días iniciará su funcionamiento, se encuentra en el edificio del Ministerio Público (MP) en Caracas, y en dos meses abrirá una en Barquisimeto, estado Lara.

Esta idea le surgió a Ortega Díaz cuando era fiscal nacional, por lo que en diciembre de 2008, por Resolución de la Fiscalía General, en la Gaceta Oficial Extraordinaria.

Esta idea le surgió a Ortega Díaz cuando era fiscal nacional, por lo que en diciembre de 2008, por Resolución de la Fiscalía General, en la Gaceta Oficial Extraordinaria, se constituyeron las dos primeras unidades criminalísticas.

Este laboratorio, explicó la fiscal general Ortega Díaz en entrevista a la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), nace por la necesidad de que las pruebas técnicas, en casos de delitos contra los derechos humanos donde participan órganos de seguridad del Estado, fuesen investigadas por expertos distintos a los que forman parte del cuerpo incriminado.

Ocurre que se comenten violaciones a los derechos humanos, y quienes investigan son los mismos cuerpos señalados como victimarios”, señaló la Fiscal General, al tiempo que acotó que desde el inicio de su gestión “nos habíamos planteado la creación de la unidad”.

-¿Por qué crear este laboratorio?

-Quienes estaban al frente del Ministerio Público cuando este organismo, en 1998, pasó a ser el responsable de la investigación penal, no tuvieron conciencia de lo que eso implicaba, al punto de que no prepararon a los fiscales para esa tarea, y venimos arrastrando esa gran debilidad. Este laboratorio, que va a ser una escuela para los fiscales, preparará a nuestros funcionarios a llevar una investigación técnica en materia de violación de derechos humanos.

No hay mayor ejemplo de violación a los derechos humanos que los sucesos de El Caracazo. Un hecho como ese en este Estado no se va a repetir.

-¿El Estado venezolano enfrenta actualmente hechos de violaciones a los derechos humanos?

-Sí, los casos de El Caracazo, Cantaura y Yumare. No hay mayor ejemplo de violación a los derechos humanos que los sucesos de El Caracazo. Un hecho como ese en este Estado no se va a repetir.

-¿Hay antecedentes de este tipo de laboratorio en otros países del mundo?

-Contra vulneración de derechos fundamentales no tenemos registro todavía, pero la mayoría de las fiscalías del mundo tienen sus propias policías de investigación que trabajan en unidades de criminalística generales. La trascendencia de este laboratorio, te insisto, es que es un gran avance en cuanto a la protección de los derechos humanos. Sólo un Estado interesado en que se descubra la verdad ante un hecho criminal hace esto.

Los equipos del Laboratorio

En la inauguración de esta unidad en Caracas el pasado 15 de marzo, la fiscal Ortega Díaz informó a la prensa que paralelamente a la preparación de los espacios para el laboratorio, también trabajaron en la adquisición de los equipos, cuya selección se tomó casi un año.

Resaltó que los equipos son los más avanzados, pues al tiempo que se realiza la experticia, la computadora ofrece los resultados casi que de manera inmediata.

Nosotros tenemos, por ejemplo, los maletines para abordar el sitio del suceso, para la fijación y captación de huellas dactilares”, reseñó una nota del Ministerio Público.

Resaltó que los equipos son los más avanzados, pues al tiempo que se realiza la experticia.

Igualmente, los expertos contarán con un software a través del cual podrán elaborar y diseñar planos en el lugar de los hechos; impresoras para el levantamiento de planos en el sitio del suceso; secuenciador automático de ADN, cuyo equipo permite elaborar perfiles genéticos de muestras biológicas de 16 capilares.

“También tenemos un microscopio electrónico de barrido para el análisis de traza de disparo y muestras de origen biológico y no biológico, como tejido humano, apéndice piloso, muestra de pintura, cerámica, combustible y cualquier otra sustancia”, señaló Ortega Díaz.

El laboratorio contará con refrigeradores para conservar las muestras orgánicas, equipos de alta tecnología, microscopios de luz polarizada para análisis histológicos; campana y filtros para extraer los gases y vapores orgánicos.

Entre las novedades, destacó la creación del primer cajón de disparo que se fabrica en Venezuela.

Es decir, que estamos haciendo historia con este equipo y con este laboratorio”, resaltó.

Vía ABN

actualidad » en esta sección

buscador