Foto: AFP/GEORGES GOBET

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, reprochó hoy al opositor Partido Popular (PP) que siga cuestionando la colaboración judicial y policial del Gobierno de Hugo Chávez en la lucha contra el terrorismo, después de recordarle que “el enemigo no es Venezuela, sino ETA”.

Moratinos valoró la cooperación de Caracas contra el grupo terrorista ETA durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso español (Cámara baja), en respuesta a una pregunta del portavoz de Exteriores del PP (principal fuerza de la oposición), Gustavo de Arístegui.

El ministro volvió a reclamar al PP que apoye al Gobierno en este asunto, al tratarse de una política de Estado.

Moratinos también aseguró que las autoridades venezolanas están trabajando con la Policía española una vez que se les envió el auto del juez español Eloy Velasco en el que se denuncian “indicios” de cooperación de Venezuela con ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Lo que queremos -subrayó- es derrotar a ETA. El enemigo no es Venezuela, el enemigo es ETA y (el Gobierno español) está dispuesto a trabajar con todos los países terceros y países como Venezuela para derrotar a ETA. Y lo lograremos con esfuerzos diplomáticos y policiales”.

Como muestra de la buena disposición de Caracas, el jefe de la diplomacia española informó de la visita que hizo este martes a Madrid el viceministro venezolano de Relaciones Exteriores para Europa, Temir Porras, para colaborar con la Policía.

El titular de Exteriores contrapuso la actitud de De Arístegui con la del líder del PP, Mariano Rajoy, quien en su reciente visita a Colombia “pidió un poco de prudencia” en lo relativo a la lucha contra ETA.

Ante la petición del ministro de “respeto y compromiso” al PP en este asunto, De Arístegui respondió que las “únicas lecciones” que pueda dar el Gobierno son “de incompetencia, de arrogancia, de ineficacia, de improvisación y de deriva”.

Según el portavoz popular, que emplazó a Moratinos a convocar al embajador de Venezuela en Madrid y a llamar a consultas al de España en Caracas, existe una “creciente evidencia” de que el Gobierno venezolano coopera con ETA y las FARC.

Uno de los supuestos vínculos que denuncia el juez Velasco apunta al etarra Arturo Cubillas, quien llegó a Venezuela hace 21 años tras un acuerdo entre los gobiernos de Madrid y Caracas para acoger a activistas de ETA.

Velasco ha dictado orden de detención internacional contra Cubillas, a lo que Venezuela ha respondido solicitando el envío de los antecedentes penales.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador