Cuatrocientos nueve establecimientos comerciales que incurrieron en remarcaje de precios, han sido cerrados en Nueva Esparta, en un operativo conjunto del Instituto para la defensa de Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), el Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria (Seniat) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Así lo informó el coordinador del organismo en Nueva Esparta, Luis López, quien agregó que este equipo multidisciplinario realiza 40 monitoreos mensuales a todos los locales comerciales de la región insular.

“La fiscalización es permanente. Todos los días salimos a la calle cinco funcionarios del Seniat, cinco de Indepabis y cinco de la GNB”, dijo.

López recordó que el precio que deben presentar los productos es el que está marcado en los inventarios, es decir, el que fue sugerido para la venta. Subir ese monto implica recibir una multa que va desde 100 a cinco mil unidades tributarias.

Mariño y Gómez son los

actualidad » en esta sección

buscador