Foto: Archivo

El ex presidente del Gobierno español, José María Aznar, criticó hoy al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al que acusó de proteger al grupo terrorista ETA y apoyar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En un acto en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos el ex mandatario dijo que “hay pruebas de que el régimen de Chávez protege y da refugio a los terroristas de ETA”.

También denunció que el gobierno venezolano “respalda” a las FARC y que su “estrecha relación” con el presidente Irán, Mahmud Ahmadineyad, causa preocupación.

Derechos fundamentales como el derecho de expresión están siendo restringidos de forma sistemática por el régimen de Chávez, que cada día se acerca más al castrismo”, dijo Aznar.

El juez de la Audiencia Nacional de España Eloy Velasco ha procesado a seis presuntos miembros de ETA y a siete supuestos integrantes de las FARC por aparentemente colaborar para atentar en España contra altos cargos de Colombia, incluido el presidente, Álvaro Uribe.

En Madrid, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se refirió hoy a la cooperación del gobierno de Chávez contra el terrorismo y señaló que “el enemigo no es Venezuela, el enemigo es ETA”.

En el acto en Washington, organizado por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que preside Aznar, y el Instituto de Líderes Hispanos del Congreso (CHLI, en inglés), el ex presidente del Gobierno también arremetió contra Cuba.

Aznar afirmó que el gobierno de la isla caribeña ha optado por la represión tras la muerte del disidente Orlando Zapata y denunció “las violaciones brutales de los derechos humanos” llevadas a cabo por “la tiranía comunista”.

Esas críticas fueron aplaudidas por los asistentes, entre los que estaban los hermanos Lincoln y Mario Díaz Balart, e Ileana Ros-Lehtinen, legisladores de origen cubano que defienden la línea dura contra el régimen de La Habana.

Lincoln Díaz Balart presentó a Aznar como “uno de los grandes líderes de nuestra era”.

En el acto también participó Newt Gingrinch, ex presidente de la Cámara de Representantes y un líder conservador influyente, quien calificó el gobierno de Cuba como “una dictadura brutal y despiadada”.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador