Video: Globovisión (26 de Marzo de 2010)

Wilmer Azuaje, diputado de la AN, dijo lamentar la situación que se vive en el país. “Si esto me pasa a mi que era diputado ¿Qué se puede esperar?”, preguntó.

Asimismo hizo un llamado al pueblo de Venezuela a “no decaer” y a seguir luchando con “fuerza y dignidad”.

Aseguró que el presidente Hugo Chávez “quiere que yo me arrodille y no me voy a arrodillar“.

Confió en los comisarios, en el cuerpo de inteligencia del CICPC. “Yo solamente espero que digan la verdad, yo no hice nada”, dijo.

En cuanto a lo sucedido ayer en el CICPC, relató que la funcionaria a la que dicen que agredió, quiso sobornarlo. “Ella tiene que decir la verdad, qué fue lo que ella me pidió y no he querido decir. Ella me quiso sobornar a mí, cuando yo le dije que no había traído la copia de cédula”.

Continuó señalando que la mujer que denunció la agresión le dijo, al no saber con quién hablaba: “usted sabe como se arregla esto”.

En este sentido, negó haber discutido con la funcionaria. “Jamás agredí a la funcionaria ni al comisario, yo le pido que mañana él diga la verdad en sus declaraciones en los tribunales”.

“No tengo miedo, me mantengo firme porque tengo la verdad va a salir al ruedo”, declaró enfático.

Denunció que el caso abierto en su contra es “una jugarreta” del gobierno por denunciar a la familia Chávez. Aseveró que continuará haciéndolo de ser necesario.

“Presidente Chávez, usted es un cobarde”, dijo dirigiéndose al primer mandatario nacional.

Por otra parte, Azuaje sostuvo que la Presidenta de la AN, Cilia Flores, le mandó a decir con un diputado que “me quedara quieto, que si renunciaba a mi inmunidad todo iba a quedar tranquilo y que no aspirara (a los comicios del 26-S)”, agregando que inmediatamente se negó a tales peticiones.

“Soy un preso político”, aseguró.

Wilmer Azuaje se encuentra temporalmente en un hotel. “Mi residencia es en Barinas porque allí es donde vivo y me tienen que trasladar hasta allá, así lo dice la Constitución”, agregó.

Finalmente hizo un llamado a los organismos internacionales y países a que pongan sus miradas en el caso.

“Le pido al señor Insulza que se pronuncie, a los diputados del mundo, a los senadores de Estados Unidos, del Brasil, de todo el continente que se pronuncien inmediatamente porque es la primera vez en la historia que le quitan la inmunidad a un diputado por una supuesta agresión que no existió, por una maldad del gobierno”, denunció.

actualidad » en esta sección

buscador