Daniel Leal Prieto, alias “Danielito”, falleció ayer en el Hospital Universitario de Maracaibo, a las 7:10 de la mañana, luego de que cinco ex oficiales de la Policía Regional, un ex funcionario de la Guardia Nacional (ya presos) y un recluso le lanzaron dos granadas fragmentarias, el pasado miércoles, en su celda del retén El Marite, informó la policía científica.

Otras fuentes policiales revelaron que los autores intelectuales cancelaron 700 mil bolívares fuertes para matar a “Danielito” y a sus otros dos “compinches”: Yeison Yépez, apodado “El Titi”, y José Gregorio Farías, alias “El Papa”, en el área de aislamiento La Brequera. Éstos resultaron heridos, pero ya están de nuevo en el retén.

Los responsables del motín —según voceros policiales— habrían recibido Bs.F. 200 mil como un “adelanto” para asesinar a los tres detenidos, imputados por la muerte de “Antonito” Meleán, ocurrido en diciembre de 2008. Después les pagarían el resto del dinero.

El Cicpc-Zulia, en la voz de su jefe, el comisario César Gómez, informó que “Danielito” presentó heridas múltiples por esquirlas en la cabeza y el resto del cuerpo. Murió de un paro cardiorrespiratorio, después de una segunda operación.

Entre los partícipes del doble asesinato —en el retén quedó muerto, a tiros, el ex pr Edison Jiménez— se encuentran un policía de apellido Semprún, y otro apellidado González Rincón, apodado “La Comadreja”, quien cooperó en el asalto de Bs.F. 400 mil a un bingo en el centro comercial Aventura, perpetrado en agosto del año pasado.

También son señalados otros dos ex pr — Paz y Sandoval—. Este último, según fuentes policiales, habría accionado una de las dos granadas que le provocó la muerte a “Danielito” Leal.

Después del hecho, el Cicpc colectó cuatro pistolas, una calibre 380, otra 9 milímetros y un revólver 38. En relación con los autores intelectuales, fuentes internas del centro de arresto señalan que son tres y entre ellos está “Chivo Váquiro”.

El comisario Gómez confirmó —luego de las experticias del Sebin, antigua Disip— que activaron dos granadas fragmentarias. Dijo: “ Las armas están siendo comparadas con las conchas que se consiguieron en el lugar a fin de establecer si fueron las utilizadas en el hecho”.

“Logramos establecer la autoría de siete internos en estos hechos, entre ellos cinco ex funcionarios de la PR, un ex efectivo de la Guardia Nacional y un civil. Tenemos que abarcar hasta establecer cuál fue la procedencia de esas armas de fuego y de cómo ingresan esos artefactos explosivos. Investigaremos si hubo complicidad interna. ”, expresó el jefe policial.

Señaló que las autoridades del retén deben cambiar el sistema de seguridad de ese centro de arrestos. “El responsable de lo que pasó es la institución que tiene a cargo ese sitio de reclusión”, puntualizó Gómez.

Vía “Panorama”

actualidad » en esta sección

buscador