Los planes de adquisiciones militares, para sustitución y modernización de sistemas armamentísticos de defensa, están todavía lejos de haber concluido para el Gobierno del presidente Hugo Chávez quien incluiría la compra a Rusia de una cantidad aún no determinada de aviones caza-interceptores Su-35, de acuerdo a versiones en medios internacionales especializados. Hoy lo cuenta el diario 2001.

Foto: Peter Tonna – Airliners.net

Este es un extracto del artículo que puede leer completo pulsando aquí:

En los últimos tres años, Venezuela se ubicó como uno de los principales compradores de armamento y material ruso, ya recibió armas por valor superior a 4 mil millones de dólares y espera continuar con las negociaciones, reseñó Ria Novosti. En la próxima visita de Chávez a Moscú se firmarán nuevos contratos para adquirir equipos aéreos y navales por casi US$ 2 mil millones.

En este sentido, la Aviación concluyó con éxito las pruebas de dos aviones de transporte militar Il-76MD-90 que se quedarán en el país. En un futuro próximo se prevé cerrar el contrato de adquisición de estos dos aparatos y de otros ocho Il-76MD-90, así como de dos aviones cisterna Il-78MK, los que sustituirán a seis aviones norteamericanos de transporte C-130 Hércules y a dos aviones cisterna Boeing 707-320C. El precio del contrato se estima en US$ 600 millones.

Caracas también expresó el deseo de comprar al menos 10 helicópteros rusos Mi-28NE “Cazador nocturno”, cuyo suministro se prevé para el segundo semestre de 2009 y ya Moscú y Caracas concordaron los términos del contrato de adquisición de 4 submarinos proyecto 636, valorados en US$ 1,2 mil millones.

En 2003 la oficina de diseño Sukhoi inició el desarrollo del Su-35 BM (o también T-10BM). Las letras “BM” son el acrónimo de Bolchaia Modernizatsia que en español significa “modernización profunda”. El proyecto tiene como objetivo asegurar una etapa de transición entre la generación del Su-30 MKx o los Su-27 SM, actualmente en producción, y la del caza de quinta generación Sukhoi T-50 PAK FA, cuya producción en serie debería iniciarse hacia el 2010-2011, para reemplazar a los Su-27 en servicio hoy en día.

La idea que subyace en el programa del Su-35 BM es la de validar las soluciones técnicas que podrán ser incorporadas al PAK FA, programa que como ya es conocido, se adjudicó Sukhoi con su proyecto T-50, que fue juzgado como de menor riesgo técnico que el modelo “1-42/1-44” de su rival Mig. De hecho, Sukhoi está seleccionando a los mismos proveedores de sistemas, tanto para equipar al Su-35 BM como al PAK FA.

SUKHOI SU-35 BM (NPO SATURN)

La designación Su-35 (no confundir con Su-35 BM) apareció por primera vez en septiembre de 1992 en el salón de Farnborough (Reino Unido). Se corresponde, de hecho, a la versión de exportación del Su-27M del que fueron producidos 15 ejemplares (dos de ellos, los prototipos) de los que 5 fueron destinados en 2003 a la base aérea de Kubinka cerca de Moscú.

Esta versión difería del Su-27 básico en la aparición de los planos canard y la extensión de los empenajes horizontales. Estas modificaciones fueron necesarias debido a la adopción del radar N011, sensiblemente más pesado que el N001 del Su-27 básico, que modificaba el centro de gravedad del aparato e imponía la necesidad de adoptar superficies sustentadoras en la parte delantera.

Se reveló que además, los canard generaban potentes torbellinos en sus extremidades que mejoraban la estabilidad del conjunto en vuelos con grandes ángulos de ataque y contribuían a limitar las pérdidas de sustentación en las maniobras muy cerradas. El reverso de la moneda era un incremento de masa y una mayor penalización aerodinámica.

Entre tanto las leyes de los comandos de vuelo han sido optimizadas y el sistema cuádruple del demostrador Su-47 Berkut, transplantados en el Su-35 BM, permiten reducir la talla de los empenajes verticales hasta tal punto de ser más pequeños que en el Su-27 básico. Además provisto con motores de mayor potencia y con empuje vectorial.

El último detalle distintivo del Su-35 BM es la característica joroba detrás de la cabina, destinada a albergar parte de la aviónica, reduce su tamaño y que el prominente cono entre ambos motores es acortado.

Principales características: Su masa en vacío es parecida a la del Su-27 básico que es de 16,5 tn. En cuanto a su masa máxima está en las 34,5 tn.

El Su-35 BM emplea motores Saturn 117S, los cuales también serán empleados en una primera fase por el Sukhoi PAK FA. Con un empuje unitario de 14,5 tn estos motores son una versión avanzada del AL-31F, pero construidos aprovechando toda la experiencia ganada en el programa AL-41F. El AL-41F equipó al Mikoyan MFI.

actualidad » en esta sección

buscador