Sindicatos de todo el país manifiestan contra el gobierno de Morales. Foto: Martín Alipaz / EFE

Catorce campesinos bolivianos fueron enviados a prisión por participar en enfrentamientos con policías en una carretera que comunica La Paz con la Amazonía, informó el viceministro de Gobierno (Interior), Gustavo Torrico.

El funcionario detalló en una rueda de prensa que el viernes y sábado pasados fueron detenidas 53 personas por resistirse al desbloqueo de la ruta cerca del pueblo de Caranavi, en choques que dejaron dos muertos y decenas de heridos de ambos bandos.

De los arrestados, 14 fueron enviados en forma preventiva a la cárcel de San Pedro de La Paz, acusadas de atentar contra la fuerza pública, entre otros delitos.

Los campesinos de Caranavi piden al presidente boliviano, Evo Morales, que instale allí una planta para procesar cítricos, como prometió, en lugar de hacerlo en la vecina zona de Alto Beni.

En el levantamiento del bloqueo murieron dos jóvenes manifestantes y hubo numerosos heridos de bala, entre ellos el jefe de la Policia de La Paz, el coronel Ciro Farfán.

El representante en Bolivia del alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, el canadiense Denis Racicot, declaró que pidió al Gobierno garantizar la integridad física y los derechos de los detenidos y de toda persona “en el momento de realizar operativos”.

Luis Acho Chambilla, uno de los líderes del bloqueo, huyó del país y buscó asilo político en Perú, informó Llorenti.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador