Un total de cinco asesinatos se produjeron en la jurisdicción del estado Lara durante las últimas 24 horas, iniciadas desde la tarde del pasado viernes hasta la noche de ayer sábado.

Destaca entre estos hechos el homicidio de un joven en El Tocuyo, municipio Morán, en un suceso en que también su hermano resultó herido. Todas las personas que fallecieron fueron muertas por armas de fuego.

En un barranco

A media mañana del día de ayer, se tuvo conocimiento de la aparición de un cadáver en el sector Carorita Abajo, en donde fue hallado el cuerpo de un ciudadano que fue extraoficialmente identificado como Luis Enrique Fréitez, de 47 años de edad, de quien no se tienen más referencias personales.

Su cuerpo fue localizado poco después del amanecer de ayer en la carretera Carorita Abajo-Algarí, sector Quebrada Abajo, en un barranco colmado de basura, de desperdicios y de ropa desechada.

El cadáver estaba boca arriba, a unos ocho o 10 metros de distancia, aproximadamente, de la orilla de la carretera, que es de tierra, y, según se conoció, se le observó en principio una herida por arma de fuego a nivel de la mejilla derecha.

Al parecer, el individuo fallecido no era residente de la zona. Algunos curiosos del lugar manifestaron desconocer al occiso. Presuntamente, alguien que llegó al final de la mañana comentó que “creo que ese tipo era de la banda ‘Los Ñemeros’, de Barrio Unión”, lo que, sin embargo, no pudo ser confirmado oficialmente. Otro dijo que le decían ‘La Plaga’, y que registraba alrededor de 80 entradas a la Policía.

En El Tocuyo

Un joven resultó muerto, en tanto que su hermano sufría algunas heridas de consideración, cuando ambos fueron atacados a balazos, en circunstancias que todavía se mantienen confusas, en El Tocuyo, municipio Morán.

El occiso respondía al nombre de Yeison Jarieles Yépez Vargas, de 19 años de edad, quien estaba domiciliado en la carrera 7 entre las calles 9 y 10, en la urbanización Las Delicias de El Tocuyo, mientras que el hermano está identificado como Jonathan Antonio Yépez Vargas, de 17 años, domiciliado en la misma dirección.

Ambos recibieron múltiples heridas por arma de fuego, con incrustación de perdigones, en diferentes partes del cuerpo.

En torno a este caso, únicamente se ha sabido que ocurrió en el sector Dos Caminos de la capital morandina, a eso de las 8:00 de la noche del pasado viernes. Una hermana de los dos jóvenes, quien se identificó como Eva Yépez, dijo no tener conocimiento acerca de cómo ocurrió el hecho.

Él vivía con nosotros, pero yo no me hallaba en la casa en ese momento y, cuando me avisaron poco después, ya todo había ocurrido“, explicó Yépez. Para los momentos desconocía si lo habían robado: “No sé todavía, andamos en este asunto del sepelio, y, además, estamos es pendientes del otro hermano, que se halla recluido en emergencia”.
Expresó que su fallecido hermano estudiaba en la Universidad Bolivariana, y que no deja hijos.

En Barrio Unión

Mientras, a eso de las 7:00 de la noche del pasado viernes, fue ultimado Richard Pastor Catarí Figueroa, de 20 años de edad, quien residía en la carrera 5 entre las calles 18 y 19 de Barrio Unión, en esta ciudad.

Éste fue asesinado de varios disparos en plena vía pública, en la carrera 7 entre las calles18 y 19 del mismo Barrio Unión.

Su tía, Erica Catarí, manifestó que “yo me encontraba en la casa, cuando, repentinamente, escuché varias detonaciones, por lo que salí a la calle, caminé un poco y vi a mi sobrino en el suelo; lo recogí y lo llevé al Hospital Pastor Oropeza, en donde falleció”.

Ante una pregunta, informó que su fallecido hermano cursaba el segundo semestre de la carrera de Recursos Humanos en una universidad privada local, y que, precisamente, para costear sus estudios, vendía ropa.

En Tierra Negra

Otro joven, identificado como Deibys José Briceño, de 23 años de edad, quien residía en la calle Simón Bolívar del barrio Tierra Negra, en esta ciudad, fue asesinado de un tiro, frente a su casa.

Dijo su hermana, Yusbely Briceño, que ella estaba en la casa familiar cuando repentinamente escuchó varias detonaciones, por lo que salió a la calle y pudo ver a su hermano tirado en la misma y malherido, por lo cual lo auxilió y lo trasladó hasta el Hospital Central Antonio María Pineda, de esta ciudad, a donde ingresó a las 6:00 de la mañana de ayer. El herido quedó recluido, pero falleció una media hora después de su ingreso. Se desconoce por completo la versión sobre este caso.

Un comerciante

Nelson José Rodríguez Sira, un comerciante de 38 años de edad, quien estaba domiciliado en la calle Los Laureles del barrio Loma del León, en esta ciudad, fue ultimado de un balazo en la espalda, en horas de la madrugada de ayer, en el interior del Centro Social Deportivo Los Mangos, en vereda 19 entre carreras 3 y 4 del mismo barrio, según el parte policial del Hospital Central de esta ciudad.

Se conoció extraoficialmente que el homicida es un hermano de la propia víctima, debido a que éste le hizo un reclamo por tener música a todo volumen, que no lo dejaba dormir.

Vía El Informador

actualidad » en esta sección

buscador