María de Los Ángeles Rangel, de 36 años, fue asesinada, la madrugada de este sábado, en la entrada de su casa, ubicada en el sector La Cueva del Humo del barrio 23 de Enero, en El Vigía.

Su historia está relacionada con el mundo de la prostitución, nadie sabía mucho sobre ella y algunos allegados reconocen que la conocían como “Cosita Rica”.

La policía científica investiga si la mujer era de nacionalidad colombiana, pero primero deberán cerciorarse de cuál era su sitio exacto de trabajo.

Al parecer, “Cosita Rica” trabajaba en unos bares del kilómetro 15, en las afueras de la capital adrianista. El asesinato ocurrió el sábado, entre la medianoche y la 1:30 de la madrugada, pero su cuerpo ingresó a la morgue del Hospital II de El Vigía, a las 10:00 de la mañana. Sin embargo, al final de la tarde, ningún familiar había ido a reclamar el cadáver.

Las pesquisas realizadas indican que la mujer posiblemente regresaba de su trabajo y detrás de ella iba una persona, pero —antes de entrar al rancho donde vivía— fue interceptada y sostuvieron una fuerte discusión, que culminó en muerte.

A María de Los Ángeles le dispararon detrás de la oreja derecha, también en la rodilla y en el muslo izquierdo.

Fuentes policiales informaron que descartan el móvil pasional e investigan la hipótesis de algunas “riñas relacionadas a la prostitución”.

El crimen fue cometido en plena vía pública del sector, a la orilla de la calle de cemento. Las investigaciones por este caso continúan, confirmó el jefe del Cicpc en El Vigía, comisario Rigoberto Moreno.

Vía Panorama

actualidad » en esta sección

buscador