El Ejército israelí mató hoy al menos a nueve activistas de derechos humanos al abordar en aguas internacionales un barco que formaba parte de la Flotilla de la Libertad que pretendía llevar ayuda humanitaria a la franja de Gaza.

Las trágicas consecuencias del asalto han desencadenado una ola de protestas y condenas en la comunidad internacional y han obligado al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a suspender la entrevista que tenía programada para mañana en Washington con el presidente Barack Obama, y regresar en las próximas horas a Israel.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, ha decretado tres días de luto en respuesta a un ataque cuyas consecuencias calificó de “masacre”.

“Los muertos ascienden a nueve”, dijo a Efe una portavoz militar en un escueta comunicación telefónica en la que declinó revelar el más mínimo detalle sobre la identidad o nacionalidad de los muertos, que al parecer son en su mayoría turcos.

Organizaciones humanitarias elevan, no obstante, a catorce el computo de víctimas mortales.

El número de heridos, varios en estado grave, asciende a 38 activistas internacionales y cinco soldados israelíes, de acuerdo con diversas fuentes.

Israel ha remolcado a ese puerto todas las embarcaciones de la flotilla y a sus pasajeros en condición de arresto, aunque algunos se han encerrado en sus cabinas y rehúsan entregarse.

El asalto a la flotilla, formada por seis embarcaciones que transportaban a más de 750 activistas de 60 nacionalidades -entre ellos varios diputados europeos y una premia Nobel de la Paz, la norirlandesa Mairead Corrigan Maguire-, además de un cargamento de 10.000 toneladas de ayuda humanitaria para la población de la franja, se produjo antes del amanecer.

Alrededor de las 4.00 hora local (1.00 GMT) dos helicópteros del Ejército israelí con comandos de la unidad de elite de la Armada se posaron uno detrás de otro sobre la cubierta superior del Mavi Marmara, cuyo pasaje era en su mayoría turco, el barco más grande y cuyo abordaje desencadenó la tragedia.

Imágenes transmitidas en directo por la televisión turca muestran el momento del abordaje y la petición de por megafonía de uno de los activistas, Yardim Gemilerine Mudahale, que anunciaba al Ejército israelí la existencia de “tres muertos” y que “necesitamos ayuda”.

Un canal árabe que transmitía también en directo desde el barco perdió la señal al comenzar la intervención armada y desde entonces ha sido imposible contactar con cualquier de los activistas, parlamentarios europeos o periodistas a bordo porque todos sus aparatos de comunicación han sido requisados por Israel.

Testigos presenciales citados en los primeros momentos del ataque hablaban de que los comandos descendieron de los helicópteros disparando sobre la cubierta que ocasionaron el baño de sangre.

La versión del Ejército israelí es que un grupo violento de activistas recibió a los comandos con varas de acero, granadas de estruendo, navajas, cócteles incendiarios y otras armas con las que causaron graves heridas a dos de los primeros soldados, a uno de los cuales tiraron a una cubierta inferior.

“En cierto momento los equipos antidisturbios que llevaban los comandos dejaron de ser suficiente para el escenario en el que se veían”, explicó el jefe del Ejército, Gaby Ashkenazi, en rueda de prensa en Tel Aviv.

El alto mando sostuvo que sus hombres abrieron fuego después de que los activistas disparasen con dos pistolas que quitaron a dos comandos que habían conseguido reducir a golpes.

Israel llevaba días preparando el asalto a la flotilla para hacer cumplir el bloqueo por tierra, mar y aire que impuso a Gaza hace tres años, los mismos que gobierna en la franja palestina el movimiento islamista Hamás.

Desde entonces, Israel impide el libre acceso de bienes de consumo, materiales de construcción y todo tipo de productos básicos y medicamentos, lo que impulsaba la acción humanitaria de la “Flotilla de la Libertad”.

Fotografía tomada el pasado día 25 del barco “Mavi Marmara” zarpando del puerto de Estambul como parte de la llamada “Flotilla de la Libertad”. Soldados israelíes atacaron hoy la “Flota de la Libertad”, un grupo de seis barcos que transporta a más de 750 personas con ayuda humanitaria para Gaza. – Foto: EFE/Serkan Nergis

El jefe de Gobierno en Gaza, Ismail Haniye, calificó el ataque como “brutal” y pidió a la comunidad internacional que ponga fin “al mayor país de piratas”.

Desde Ramala, el gobierno de Abás pidió sendas reuniones de urgencia de la Liga Árabe y del Consejo de Seguridad de la ONU, que se celebrarán en las próximas horas.

El abordaje de la flotilla ha generado también una ola de condenas y protestas dentro de Israel, donde la Policía está en estado de alerta en Jerusalén Este (de mayoría palestina), y varios centros urbanos de mayoría árabe como Yafo, San Juan de Acre y la región de Wadi Ara (norte).

La crisis diplomática con Turquía -que ha convocado a consultas a su embajador en Tel Aviv-, las condenas internacionales y el temor a disturbios por parte de los palestinos llevaron a Netanyahu a acortar la visita que realizaba a Canadá y la entrevista que iba a celebrar mañana en la Casa Blanca con Obama en la que aspiraba a abrir un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales.

Se trataba de la tercera entrevista que ambos interlocutores pensaban celebrar desde que asumieran hace algo más de un año el poder e iniciaran una relación en la que pronto mostraron fuertes divergencias por la resistencia de Netanyahu a poner fin a la ocupación israelí y crear un estado palestino independiente.

La aceptación por Netanyahu de la exigencia de Obama a frenar la expansión de las colonias judías en Jerusalén -donde los palestinos exigen establecer la capital de su Estado- permitió hace dos semanas el inicio, no obstante, de un proceso de negociación indirecta entre palestinos e israelíes bajo la mediación norteamericana.

Tras la suspensión de la entrevista que Obama y Netanyahu habían previsto para mañana, las consecuencias que el ataque israelí de hoy pueda tener sobre ese proceso negociador son una incógnita.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador