La delincuencia en Ciudad Guayana atacó con una fechoría sin precedentes este domingo, iniciando la noche, cuando un grupo comando ingresó al Banco Mercantil de Orinokia Mall y cargó con dos bolsas repletas de dinero.

Lo reseña hoy Correo del Caroní en una nota de Armando Arévalo (Foto: Aníbal Barreto):

El atraco ocurrió a las 6:45 de la noche de este domingo, cuando el centro de compras estaba a reventar. Una gran estampida y caos generó en los presentes ver a cinco sujetos salir de la entidad bancaria con armas automáticas cortas y a un sexto hombre que los esperaba en una mini-van Fiat-Ducato, color blanco, en la avenida Las Américas que fue abordada por la manada de pillos que -evidentemente- escaparon sin dejar rastros.

Quienes fueron testigos de todo comentaron que el sujeto que esperaba a sus compinches estaba armado con un fusil de asalto y desde la parte externa del banco muchos observaron cuando dos de los maleantes tomaron entre sus brazos a un niño y apuntaron a otro de los clientes para ejercer presión.

Las cámaras de seguridad del Orinokia Mall registraron cuando los hombres ingresaron a la entidad bancaria y salían con el cuantioso botín. Todos eran morenos, con cabello bastante corto y vestían franelas casuales. Estaban con las caras descubiertas, por lo que es muy probable que en pocos días estén identificados por las autoridades.

Pesquisas y rastreo

Los efectivos de la División Contra Robos del Cuerpo de Investigaciones del Cicpc de Ciudad Guayana realizaron algunas experticias en el banco robado y durante más de una hora los 30 clientes y los 10 empleados que se convirtieron en víctimas de los maleantes, fueron entrevistados por los sabuesos de la Policía científica.

Efectivos de la Policía del estado Bolívar se desplegaron por casi toda la ciudad para buscar el “carrito” en el que escaparon los maleantes, pero a pesar de los esfuerzos, hasta las 9:00 de la noche del domingo, no se sabía nada de ellos.

Primera vez

Durante esta gran ola de atracos a bancos en Ciudad Guayana -donde ya han ocurrido 20, de los 24 que han sacudido al estado Bolívar-, Orinokia Mall parecía ser uno de los últimos sitios en que los maleantes pensarían en asaltar.

Hay cámaras en cada rincón, entrar o salir en un vehículo representa un problema y hay más de 100 guardias de seguridad que resguardan interna y externamente la kilométrica instalación. Sin embargo, ayer se cayeron todos los pronósticos y ante un gentío, concretaron un robo con la cara descubierta.

Demás está decir que en la corredera, muchos clientes -y paseantes- dejaron los pasillos completamente desolados y no hubo tienda donde no entraran asustados a esconderse.

actualidad » en esta sección

buscador