Foto: AFP

El presidente sirio, Baschar al Asad, llegó hoy en visita oficial a Venezuela como parte de una gira latinoamericana, la primera que realiza a esta región, que también lo llevará a Cuba, Brasil y Argentina.

Al Asad arribó a las 17.45 hora local (22.15 GMT) al aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, donde fue recibido con honores por el vicepresidente venezolano, Elías Jaua, y otros altos funcionarios venezolanos.

El gobernante sirio llegó acompañado de su esposa, Asma, y de varios ministros.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, quien participa este viernes en una cumbre de la ALBA en Ecuador, recibirá mañana en el palacio presidencial a Al Asad, quien, de acuerdo con datos oficiales sirios, permanecerá dos días en la capital venezolana.

Se espera que ambos gobernantes encabecen la firma de “varios acuerdos” bilaterales, dijo a la prensa local el embajador sirio en Venezuela, Ghassan Abbas.

Construcción de una refinería

El diplomático descartó que entre esos convenios esté uno para la construcción en Siria de una refinería para procesar crudos venezolanos, publicó este viernes el diario El Nacional de Caracas.

Chávez propuso la construcción de esa refinería durante su segunda visita oficial a Siria, el año pasado, y el proyecto “está en estudio”, dijo el diplomático.

Foto: AFP

“Su futuro depende del interés de los socios (…) lo frenan asuntos técnicos. Esto se definirá la semana que viene en Damasco (…) con la instalación ganaríamos ambos países”, dijo Abbas al rotativo caraqueño.

De acuerdo con la información de prensa, la refinería se levantará con capitales “venezolano, sirio, iraní y malasio”, y los 200.000 barriles diarios que procesará se destinarán al mercado sirio.

La producción de petróleo siria supera los 400.000 barriles diarios.

Incrementar el modesto intercambio comercial

Abbas resaltó que además del área energética, Siria está interesada en alcanzar acuerdos agrícolas con Venezuela, ya que el país árabe es “el quinto productor mundial de aceite de oliva, el cuarto o quinto de pistachos y almendras y el octavo de cítricos”.

El diplomático aseveró que Damasco está “interesada” en incrementar el “modesto” intercambio comercial entre Venezuela y Siria, que se ubicó en 182,2 millones de dólares en 2008, de acuerdo con datos sirios citados por la prensa local.

Una visita ni antiamericana ni antiisraelí

Abbas rechazó que la visita de Al Asad a Venezuela sea interpretada como un “reto” a Washington, dados los estrechas nexos de Caracas y Damasco con Irán.

“No nos preocupa (la opinión de Estados Unidos), nuestra relación con Irán es estratégica”, dijo el diplomático al rotativo caraqueño.

También negó que la gira latinoamericana del mandatario sirio tenga un cariz “antiisraelí” o busque romper el aislamiento que supuestamente intenta imponer Estados Unidos a Siria.

“No estamos en un club antinadie. El resto de los países que visitaremos tienen nexos con Israel y Estados Unidos. No somos antinorteamericanos ni antiisraelíes, estamos contra la hegemonía americana y contra Israel porque está contra los intereses árabes, ocupa nuestra tierra y está en contra de nuestros derechos”, dijo Abbas.

Chávez visitó Siria en agosto de 2006 y septiembre de 2009, y durante el último viaje firmó con Al Asad una serie de acuerdos y memorandos de entendimiento para reforzar la cooperación conjunta en áreas como la economía, la agricultura, el medio ambiente y el deportivo.

En declaraciones públicas, Al Asad y Chávez han reconocido tener los “mismos enemigos” y analizaron la posibilidad de movilizarse a nivel internacional para evitar que “los países poderosos quieran dictar lo que quieren imponer al resto del mundo”.

Con información de EFE

actualidad » en esta sección

buscador