Foto: AVN

El Gobierno venezolano ordenó hoy que los comerciantes informales del país solo podrán vender alimentos básicos si respetan el control de precios vigente para los mismos y garantizan las condiciones de “higiene y salubridad” necesarias.

Una resolución publicada en la gaceta oficial oficializó la “prohibición absoluta de venta” de los alimentos básicos “a través del comercio informal, ambulante o eventual donde no se garantice el cumplimiento de los precios establecidos por el Ejecutivo Nacional”.

La prohibición se aplica además cuando los vendedores informales no puedan garantizar las “condiciones de higiene y salubridad de los alimentos para el consumo humano declarados de primera necesidad”, informaron medios locales que citaron la gaceta oficial.

De acuerdo a la información oficial, los alimentos sujetos de la resolución gubernamental son “arroz de mesa, harina de maíz precocida, harina de trigo, pastas alimenticias, carnes de res, de pollo, de pavo, de gallina, de ovinos, de caprinos y de porcinos”.

También los enlatados de sardinas, atún y jurel; la leche completa en polvo, pasteurizada y esterilizada de larga duración; quesos, huevos de gallina, leche de soya, aceites comestibles excepto el de oliva; margarina, leguminosas, azúcar, mayonesa, salsa de tomate, café molido y en grano y la sal.

La resolución oficial estableció “30 días continuos” para que los comerciantes informales se adecúen a la medida oficial, y precisó que quienes la infrinjan serán penalizados con la “incautación de los bienes”.

En Venezuela se da el fenómeno de que alimentos controlados como el café, el azúcar y la harina de maíz desaparecen cíclicamente de los anaqueles de los comercios formales, pero se los puede hallar en las ventas ambulantes o informales con precios muy por encima de los establecidos por el Gobierno.

El Ejecutivo del presidente venezolano, Hugo Chávez, aplica la medida sobre la venta informal de alimentos básicos en momentos en que ha arreciado el intermitente desabastecimiento de algunos de ellos, y el sector acumula una inflación de 20,5 por ciento en lo que va de año, según datos de Banco Central de Venezuela (BCV).

El Gobierno socialista de Chávez mantiene desde 2003 un régimen de control de precios sobre un centenar de productos alimenticios y médicos, entre otros, considerados de primera necesidad, con el fin de garantizar el acceso a los mismos a la mayoría de la población.

Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador