Un militar boliviano y cuatro venezolanos murieron la noche del domingo al estrellarse un helicóptero “Superpuma” venezolano que había sido usado horas antes por el presidente Evo Morales, cerca de la localidad de Colomi, Cochabamba.

Más imágenes del siniestro emitidas este mediodía:

Los venezolanos fallecidos son el mayor Rodolfo Rigas, el teniente David Bustillos, el sargento Carlos Jacar y el técnico aeronáutico César Bastidas.

El helicóptero había sido usado horas antes por el presidente Evo Morales, en la zona central de Bolivia, informó hoy el Gobierno.

Así lo reportó RCTV:

Un reporte del diario El Nacional, del pasado mes de junio, indicaba que “personal militar venezolano” estaba encargado de velar por la vida del mandatario boliviano. Entre dicho personal se encontraría el que estaba a cargo de este helicóptero.

El ministro de Defensa, Walker San Miguel, dijo en una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno que la caída del helicóptero “Super Puma” de la Fuerza Aérea Venezolana se produjo cerca de la localidad de Colomi, en la región central de Cochabamba.

San Miguel señaló que los restos del helicóptero fueron encontrados a la 01.00 hora local (04.00 GMT) de hoy por un campesino que vive cerca de Colomi, situada a cerca de 300 kilómetros al este de La Paz.

El helicóptero se dirigía de Cochabamba hacía la ciudad norteña de Cobija horas después de haber trasladado al presidente Morales en región del departamento andino Oruro hacia una mina.

Morales tenía previsto volver a utilizar hoy la misma aeronave para viajar desde Cobija, fronteriza con Brasil, hacia la localidad de Blanca Flor, dijo el ministro de Defensa al destacar que era un helicóptero “plenamente operativo y con mantenimiento”.


Foto: Uno de los Superpuma venezolanos que utiliza Evo Morales

Se trata de una las dos aeronaves Súper Puma que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, prestó a su aliado Morales en 2006 para que los use en sus viajes en el país ante la precariedad de las helicópteros militares bolivianos.

Los venezolanos fallecidos son el mayor Rodolfo Rigas, el teniente David Bustillos, el sargento Carlos Jacar y el técnico aeronáutico César Bastidas y el boliviano es el mayor Rodolfo Paz Céspedes, según el informe oficial.

“Es una noticia que nos ha conmovido tratándose de un personal muy allegado al transporte presidencial, al transporte de Palacio de Gobierno”, dijo San Miguel.

Según el ministro, hace pocas horas fue enviado a la región el otro helicóptero Súper Puma y avionetas con funcionarios para iniciar las investigaciones y trasladar a La Paz los cuerpos de los fallecidos.

La Agencia Boliviana suministró más información sobre el siniestro:

El ministro San Miguel garantizó que el helicóptero “Súper Puma” contaba con todas las certificaciones y con el mantenimiento técnico correspondiente a cargo del personal venezolano. Por tanto, añadió, que no debería tener fallas.

De acuerdo al informe que proporcionó el titular de Defensa, el helicóptero salió del aeropuerto de Cochabamba, a las 15.02 de este domingo, cuya ruta era Cochabamba-Cobija.

A las 15.13 tuvo el último contacto ratificando cuando cruzaba el sector de Colomi (Cochabamba), entre 14.500 a 15.500 pies.

A las 19.10, la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) comunicó que la nave no llegó a su destino Cobija.

A las 01.00 de este lunes, el poblador Romualdo Arispe, del Cantón Laguna Colorada, por medio de un celular, denunció que escuchó el ruido de un helicóptero y una explosión.

Con este fin, Arispe tuvo que caminar tres horas y media desde su vivienda para llegar al lugar, encontrando los restos de la nave y los tripulantes.

Walker San Miguel recordó que ante la necesidad de no contar con helicópteros para transportar al presidente Evo Morales y sus ministros, el 2006 el Gobierno del presidente, Hugo Chávez, brindó ayuda con dos naves “Súper Puma”.

Por ello, la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), puso matriculas boliviana FAB-751, FAB-752, pero tripuladas e inspeccionadas técnicamente por personal exclusivamente venezolano en los hangares de la ciudad de El Alto.

Indicó que el helicóptero fue utilizado también para brindar asistencia humanitaria en casos de desastres o apoyar trabajos en salud y educación en los nueve departamentos del país.

La nave siniestrada con matricula FAB-752, como el que queda, son operables en todo terreno y tiempo, en condiciones nocturnas, sin visibilidad o situaciones atmosféricas adversas.

La nave operará con una tripulación de sólo 8 personas como máximo. Son fabricación francesa. Cada helicóptero tiene una capacidad para 22 personas o 9.000 kilos.

Vuela a 20.000 pies como máximo, dos motores, con 1.877 HP de potencia cada uno. Tiene una velocidad similar a la de un Cesna. La velocidad al nivel del mar es de 140 nudos, 298 kilómetros por hora. Son naves con tecnología avanzada.

Con información de Efe

actualidad » en esta sección

buscador