Inusitada oferta la que hizo el presidente Chávez, tan acérrimo defensor de la soberanía nacional, a sus anfitriones rusos: permitirles levantar bases militares en Venezuela. Lo reporta la agencia rusa Interfax.

Foto: Reuters

El presidente agregó que Venezuela está tan bien posicionada como la isla de Cuba para que los rusos cumplan su amenaza de tomar represalias contra el escudo antimisiles que los EEUU planean construir en Polonia y la República Checa. ¿Anhela el Presidente un desenlace de tensiones, al más puro estilo de “la crisis de los misiles cubanos“?

Chávez ofrece a Rusia erigir bases militares en Venezuela

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ofreció hoy a Rusia erigir bases militares de apoyo en su territorio, informó la agencia de noticias rusa Interfax desde Moscú, donde se encuentra de visita el mandatario venezolano.

“Rusia tiene muchas posibilidades de posicionarse en el mundo. Si las fuerzas de combate rusas quieren erigir bases en Venezuela, son bienvenidas”, dijo Chávez, de acuerdo a un informe de la agencia Dpa.

En vista de la controvertida construcción del escudo antimisiles estadounidense en el centro de Europa, Moscú había amenazado a Washington con medidas en el mismo sentido. Rusia está en contra del estacionamiento de un radar en la República Checa y una base de misiles en Polonia porque ve su seguridad amenazada por ello.

El lunes, el diario moscovita “Izvestiya” aseguró que la Fuerza Aérea rusa estudia trasladar bombarderos de largo alcance a Cuba en respuesta al sistema de defensa antimisiles que Estados Unidos planea instalar en Europa central.

Chávez dijo que Venezuela se encontraba tan bien posicionada como Cuba. “Izaremos las banderas, golpearemos los tambores y cantaremos canciones porque será porque están aquí nuestros aliados, con los que nos une la misma visión del mundo”, afirmó Chávez en conferencia de prensa.

Medios de comunicación rusos han especulado sobre la posibilidad de que el gobierno ruso envíe bombarderos a Cuba, donde contrarrestarían la amenaza que supone el escudo antimisilísitico norteamericano. A medida que se dibujan los rasgos de una nueva “guerra fría 2.0″, altos funcionarios gubernamentales rusos confían de manera anónima a los diarios moscovitas que estos temas ya se discuten en el Kremlin.

El Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami divulgó el lunes un reporte en el que considera que el Caribe pudiera ser escenario de otra crisis como la destada en 1962, esta vez con Rusia como protagonista y Cuba y Venezuela como principales actores.

“Se los rusos deciden apostar nuevamente en Cuba y Venezuela, esto representaría un reto para la actual y la futura administración en Washington, tal vez más complicado que la crisis nuclear de 1962”, indicó el profesor Jaime Suchlicki en un texto titulado “¿Una nueva crisis de los misiles?”

El ex presidente y actual primer ministro ruso, Vladimir Putin, comparó en octubre del 2007 la disputa entre Moscú y Washington sobre el escudo antimisiles estadounidense a la crisis de los misiles de 1962, subrayando que no puede repetirse, puesto que ambos países ya no son “enemigos, sino socios”.

También el presidente ruso, Dimitri Medvedev, ha declarado repetidas veces que Rusia tomará contramedidas si se confirma el despliegue del escudo norteamericano en Europa.

Rusia argumenta que dichas instalaciones son una amenaza para su seguridad nacional, aunque los estadounidenses aseguren que están dirigidas contra países como Irán.

ElMundo.es corrobora la noticia en su portada

Así aparece esta tarde en la portada web de El Mundo de Madrid:

MOSCÚ.- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha ofrecido a Rusia erigir bases militares de apoyo en su territorio, informó la agencia de noticias rusa Interfax desde Moscú, donde se encuentra de visita el mandatario.

“Rusia tiene suficiente potencial como para garantizar su presencia en diferentes partes del mundo. Si las Fuerzas Armadas rusas quieren estar en Venezuela, serán recibidas calurosamente”, apuntó Chávez.

En vista de la controvertida construcción del escudo antimisiles estadounidense en el centro de Europa, Moscú había amenazado a Washington con tomar medidas en el mismo sentido. Rusia está en contra del estacionamiento de un radar en la República Checa y una base de misiles en Polonia porque ve su seguridad amenazada por ello.

El lunes, el diario moscovita ‘Izvestiya’ aseguró que la Fuerza Aérea rusa estudia trasladar bombarderos de largo alcance a Cuba en respuesta al sistema de defensa antimisiles que Estados Unidos planea instalar en Europa central.

Chávez dijo que Venezuela se encontraba tan bien posicionada como Cuba. “Izaremos las banderas, golpearemos los tambores y cantaremos canciones porque será porque están aquí nuestros aliados, con los que nos une la misma visión del mundo”, afirmó Chávez en conferencia de prensa.
Compra de armamento

El líder venezolano tenía previsto firmar en Moscú cuatro importantes acuerdos de cooperación energética entre compañías petroleras y gasísticas de ambos países. Pero también aprovechó su viaje a Rusia para dejar claro que, frente a lo que denominó “agresivos planes” de Estados Unidos —en referencia a la recuperación de su VI Flota—, al que acusó de “albergar planes de invasión de Venezuela”, su país está “en proceso de rearme de las Fuerzas Armadas”.

“Ya hemos cerrado la entrega de los (cazas rusos) Su-30″, señaló Chávez en rueda de prensa, según la agencia rusa Interfax.

Chávez añadió que Venezuela también “trabaja en la integración de su sistema antiaéreo, que garantizará la seguridad a corto medio y largo alcance”, proceso en el que le asisten Rusia y Bielorrusia.

La agencia Interfax informó erróneamente, con anterioridad, de que Chávez había anunciado planes de compra de moderno armamento ruso por valor de 30.000 millones de dólares en los próximos cuatro años, lo que fue desmentido posteriormente por el presidente veneolano.

La ‘amenaza’ de EEUU

“No sé de dónde ha salido dicha cifra: 30.000 millones de dólares en cuatros años. Hay diferentes cifras, ya que es un proceso dinámico”, replicó el presidente venezolano, según la agencia RIA-Nóvosti.

Chávez señaló el martes, a su llegada a Moscú, que la compra de armas rusas servirá para garantizar “la soberanía de Venezuela, que es amenazada por Estados Unidos “.

Según el diario digital Gazeta.ru, el líder venezolano abordó durante su visita “una serie de importantes contratos de suministros de armas”, que medios oficiales no confirmaron.

De acuerdo con esa fuente, Caracas negocia la compra de veinte sistemas antiaéreos Tor-M1, los mismos que Irán adquirió a finales de 2005; tres submarinos diesel-eléctricos de la clase “Varshavianka” y otros seis de la clase Amur; diez buques de superficie de distinta clase; veinte aviones patrulla Il-114 y diez helicópteros Mi-28N.

Chávez adelantó antes de viajar que Rusia se había mostrado dispuesta a conceder al país sudamericano un crédito de hasta 800 millones de dólares para la compra de armas.

Vía La Nación

actualidad » en esta sección

buscador