Wileidy del Carmen Sánchez González, de 22 años, fue atacada dentro de la cárcel de Sabaneta por su pareja Manuel Alejandrino Medina.

Una salvaje golpiza que le dio su pareja cuando lo fue a visitar a la Cárcel Nacional de Maracaibo le ocasionó la muerte, 33 días después, a Wileidy del Carmen Sánchez González (22).

La joven asistió la tarde del pasado viernes 18 de junio a la visita conyugal, en el recinto penitenciario, y tras iniciar una discusión marital, Manuel Alejandrino Medina le propinó fuertes y reiterados puños, informó su familia.

Con moretones en la cara y en todo su cuerpo, Wileidy del Carmen regresó a su vivienda ubicada en el barrio El Progreso 1, cerca del abasto Charlie, en el sector El Moján, parroquia San Rafael de El Moján.

“Me dijo que se había caído de unas escaleras. Tenía demasiados golpes que no le pude creer….”

Al verle los signos de agresión en el rostro y escuchar las quejas de sus dolores, su mamá, Rosa María González, le preguntó qué le había ocurrido, pero su hija intentó ocultar la verdad.

“Me dijo que se había caído de unas escaleras. Tenía demasiados golpes que no le pude creer. Sin embargo, se tomó unos calmantes y se acostó a dormir esa noche con mucho malestar”, contó la progenitora mientras esperaba el cuerpo en la morgue del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM).

En vista de que Sánchez González no mejoraba su estado de salud, al día siguiente, en horas de la tarde, fue trasladada al mencionado centro asistencial.

De acuerdo con la historia clínica, la joven ingresó al HUM presentando
un fuerte dolor abdominal con embarazo ectópico roto.

“Antes de recibir la paliza ella no sabía que estaba embarazada…”

Antes de recibir la paliza ella no sabía que estaba embarazada y mucho menos que el feto estaba alojado fuera del útero”, contó una allegada a la familia.

“Ese animal es un celópata. Se enfurecía si alguien la miraba. No sabemos con qué la agredió, pero cuando la hospitalizaron nos dijeron que tenía tanto los ovarios, como los riñones y el hígado desprendidos.”, agregó González.

Desconsolada, Rosa María contó que su yerno Manuel Alejandrino Medina estaba acostumbrado a golpear a su hija delante de ella.

“Una semana antes de la golpiza ya había intentado matarla, pero otras personas evitaron que lo hiciera. Ya cuando estaba agonizando fue que Wileidy del Carmen confesó lo que él le había hecho”, mencionó.

Se pudo conocer que Medina está pagando una sentencia de dos años por homicidio. “Al parecer no le consiguieron elementos contundentes en su contra y ya le faltaba un año para salir en libertad”, dijo un familiar de la víctima.

Se pudo conocer que Medina está pagando una sentencia de dos años por homicidio.

Mi hija era muy pobre. Pasó muchas necesidades, no tenía trabajo y se dedicaba a los oficios del hogar. Muchas veces no tenía ni para darle comida a sus hijos”, dijo la madre.

Aseguró que Wileidy del Carmen dejó en la orfandad a cuatro menores Yomar Antonio, de 12 años; José Mauricio, de 7; Julián, de 6, y la pequeña Wilmairi, de 3, que tuvo con su primera pareja.

Sánchez González murió a las 6:00 de la mañana de ayer en el HUM producto de una sepsis severa con falla de múltiples órganos.

La familia de la mujer víctima del maltrato solicitó la colaboración a una fundación indígena para darle cristiana sepultura. “No tenemos recursos, ni parcelas para el entierro. No nos esperábamos esta tragedia”, aseguró González.

El comisario Jairo Araujo, jefe del Cicpc-Maracaibo, aseguró que realizaran las pesquisas para esclarecer el crimen. “El hecho”, según Araujo, “ocurrió el 26 de junio”. La familia señaló que había sucedido el día 18.

Jairo Araujo afirmó que la mujer presentó herida en la región epigástrica.

Vía “Panorama”

actualidad » en esta sección

buscador