AFP PHOTO / RODRIGO BUENDIA

Un grupo de policías en rebelión mantienen cercado al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en una habitación del hospital de la Policía Nacional, donde está hospitalizado luego de ser afectado por golpes y bombas lacrimógenas. Correa ha denunciado el intento de golpe de Estado en su país y que permanece “secuestrado”.

Video: VTV 30 de septiembre de 2010

“Policías intentan introducirse a mi habitación por los techos, si algo me pasa, un abrazo infinito a la Patria y a mi familia. Siempre los amaré”, dijo Correa en una entrevista telefónica con los medios públicos de su país.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, abandonó el jueves el principal cuartel policial de Quito en medio de un tumulto y una nube de gas lacrimógeno tras intentar sofocar una protesta de uniformados, que rechazan una ley que eliminará beneficios económicos a la fuerza pública.

Correa llegó al hospital luego de intentar dialogar con los manifestantes, que lo recibieron con insultos y golpes.

“Me lanzaron una bomba que explotó cerca de mi rostro, me lanzaron una bomba, los encargados de mantener la seguridad pública, de la manera más cobarde”, dijo indignado.

Añadió que los eventos violentos “son conspiraciones que se han venido generando hace mucho tiempo, nosotros se lo advertimos al país”.

AFP PHOTO / RODRIGO BUENDIA

En declaraciones ofrecidas a la Radio Pública de Ecuador, Rafael Correa relató que se encuentra atendido en el hospital de la Policía Nacional. Explicó que trató de conversar con la gente, pero que “bajo fuerza, bajo esas circunstancias no podíamos dialogar”. Así dejó claro que el Gobierno de Ecuador no dará un paso atrás.

Consideró inadmisible que los encargados de mantener el orden público en su país, sean los protagonistas de estos lamentables hechos y que incluso le hayan tirado bombas al propio presidente de Ecuador.

Correa calificó de “sumamente grave” que haya personas alrededor del hospital donde se encuentra, bloqueando el acceso. “Me informan que hay gente bloqueando el acceso, lo que sería un intento de secuestro del Presidente, algo sumamente grave”.

Denuncia que es víctima de un intento de Golpe de Estado

Indicó que las fuerzas políticas que le adversan intentan dar un golpe de Estado. “Es un intento de golpe de Estado de la oposición de fuerzas que están enquistadas en las Fuerzas Armadas y en el Congreso”.

Así, denunció que su gobierno es víctima de un “intento de golpe de Estado” por parte de sectores opositores y de las Fuerzas Armadas cercanas al ex mandatario Lucio Gutiérrez.

Apoyado en una muleta debido a que hace poco fue sometido a una operación de rodilla, el mandatario logró salir del recinto con una máscara antigases y ayudado por sus custodios tras estallar varias bombas lacrimógenas, una de las cuales llegó hasta sus pies, según reporteros de la AFP en el sitio.

Hospital de la Policía en Ecuador niega secuestro de Correa

Directivos del Hospital de la Policía de Quito afirmaron hoy que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, es atendido con normalidad en ese lugar y que no existe un secuestro en su contra.

“Nadie le retiene”, expresaron portavoces oficiales del lugar, en donde afirmaron que “sólo hay personal administrativo e inclusive el presidente se comunica con el exterior”.

Los médicos explicaron que a Correa se le colocó un suero por un cuadro de asfixia que presentó al inhalar gas lacrimógeno, que fue lanzado por policías insubordinados cuando el mandatario trató de abandonar el Regimiento Quito, a donde acudió para tratar, sin conseguirlo, de negociar en la crisis policial y militar presentada hoy en Ecuador.

La aclaración se dio después de que algunos funcionarios del gobierno denunciaran un eventual secuestro de Correa y llamaron a la población a acudir hasta allá para “liberarlo”.

El propio Correa habló esta mañana desde el hospital y dijo que cuando se acabe el suero saldrá hacia el Palacio de Gobierno, pero añadió que responsabiliza a los policías insubordinados por lo que le pueda ocurrir.

AFP PHOTO / RODRIGO BUENDIA
AFP PHOTO / RODRIGO BUENDIA
AFP PHOTO / RODRIGO BUENDIA

actualidad » en esta sección

buscador