Mario Silva denunció anoche que un vicealmirante del círculo cercano del mandatario venezolano Hugo Chávez aparece implicado con otros ex jefes castrenses en un presunto intento de golpe de estado.

La versión de Mario Silva —conductor de un programa de televisión estatal y candidato oficialista a la gobernación del estado central de Carabobo— fue retomada por el ministerio de Comunicación en su servicio de noticias sin comentarla.

Silva difundió la noche del miércoles una supuesta conversación telefónica del vicealmirante Carlos Millán Millán en la que se habla de un presunto plan para derrocar a Chávez.


Video vía Radio Mundial

Además de Millán, ex jefe de operaciones de la Armada, estarían involucrados el general Wilfredo Barroso Herrera, ex jefe de Estado Mayor de la Guardia Nacional, y el general Eduardo Báez Torrealba, ex comandante logístico de la Aviación, de acuerdo al informe noticioso del ministerio de Comunicación que citó a Silva.

La grabación fue enviada “por una fuente”, dijo Silva, conductor del programa “La hojilla”, y añadió que se debe “cortar” la manipulación mediática de los canales de televisión privados.

En un fragmento de la grabación, una voz atribuida a Barroso Herrera expresó que “aquí el objetivo es uno solo: vamos a tomar el Palacio de Miraflores (la sede del gobierno) … el objetivo tiene que ser uno solo, es decir: todo el esfuerzo hacia donde está el señor (Chávez). Si está en Miraflores, hacia allá todo el esfuerzo”.

Hugo Chávez ordenó, tras la difusión de la conversación, iniciar “averiguaciones” sobre el supuesto complot de militares en su contra.

Según la oficialista Agencia Bolivariana de Noticias (ABN), Chávez dio la orden de investigar el asunto al ministro de Defensa, Gustavo Rangel, quien le había llamado de inmediato después de ver una grabación que supuestamente desvela una conspiración contra el Gobierno.

La supuesta conversación telefónica fue difundida horas después de que Chávez denunció nuevamente la existencia de planes para asesinarlo.

“Quiero alertar al país y al mundo sobre esto: se reactivan planes para matarme, se reactivan las fuerzas yanquis (estadounidense) buscando militares activos, buscando unos pilotes que bombardeen Miraflores”, dijo

Chávez ha advertido por años la supuesta existencia de conjuras en su contra.

En meses recientes, sin embargo, no había mencionado ningún reporte específico sobre conspiración alguna, pero desde el comienzo de la contienda para los comicios del 23 de noviembre se ha referido en varias ocasiones al tema. Los venezolanos eligen en noviembre alcaldes y gobernadores.

El presidente no dio detalles ni identificó a los supuestos conspiradores, pero acusó a sus enemigos de planificar una repetición del golpe de estado del 2002, encabezado por altos oficiales militares disidentes que por 47 horas lo separaron del poder.

Con información de The Associated Press – Jorge Rueda y Efe

actualidad » en esta sección

buscador