Foto: Archivo

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Violencia, en el estado Miranda hay 10.861 homicidas libres, en lo que puede considerarse la “década de la impunidad en Venezuela”, según el sociólogo Roberto Briceño León.

“Esto significa que en la actualidad, 93% de los homicidas en el estado Miranda queda libre sin haber tenido ni siquiera una detención como sospechoso”, dijo Briceño León en una entrevista con la periodista Nelyabith Bello, del diario La Voz.

Lea el reporte completo del diario La Voz tal y como fue publicado:

El hampa asesina sin miedo a pagar por su crimen: Un estudio realizado por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) reveló que en el estado Miranda hay más de 10.861 homicidas libres a los cuales no se les ha realizado ni siquiera una detención, en el período comprendido entre los años 1998-2009. El incremento de homicidios en la región mirandina, según la investigación titulada “Una década de impunidad en Venezuela (1998-2009)”, ha sido sostenido, mientras que la disminución de arrestos ha quedado evidenciada con los números obtenidos.

Mientras en 1999 se detuvieron a 363 sospechosos por 340 homicidios cometidos ese año en la entidad, al año 2009, la cifra acumulada de arrestos es de 1.511 arrestos en contraste con los 12.372 asesinatos registrados en el mismo período objeto de estudio -11 años-. El director del OVV, el sociólogo Roberto Briceño León, quien también es profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV), indicó que desde 1998 ha aumentado el número de homicidios por año y en consecuencia disminuido el número de detenciones por cada asesinato. “Esto significa que en la actualidad, 93% de los homicidas en el estado Miranda queda libre sin haber tenido ni siquiera una detención como sospechoso”, puntualizó.

“La cifra real es mayor”

Briceño León insistió en que los datos recogidos en el informe son los más conservadores: “Muchos homicidios policiales no quedan registrados porque se legalizan diciendo que es resistencia a la autoridad”. El informe del OVV fue realizado, según explica la ficha técnica del documento, con cifras del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que no incluyen ni las averiguaciones de muertes ni tampoco las resistencias a la autoridad. De acuerdo a esos números, desde 1998 hasta 2009 ocurrieron en el estado Miranda 12.372 homicidios. En ese mismo período, las autoridades detuvieron a 1.511 supuestos homicidas, dejando un total de 10.861 asesinatos impunes.

Caracas no se queda atrás

En el caso específico del Distrito Capital, acumula desde el año 1998 hasta el 2009, un total de 26.582 homicidios, sobre los cuales se han hecho 5.839 detenciones. Es decir, que la brecha de la impunidad entre los homicidios cometidos y las detenciones por estos mismos homicidios acumulados en Caracas durante este periodo de estudio es de aproximadamente 20.743 casos impunes. Es así como la capital del país es una de las ciudades venezolanas con mayor índice de impunidad, alcanzando 87% de homicidas libres sin haber tenido ni siquiera una detención.

Crimen en Vargas aumentó 93%

Las proyecciones hechas por el OVV revelan que en el estado Vargas, desde 1999 hasta 2009, los homicidios alcanzaron la cifra de 2.534, de los cuales fueron detenidos 368 sospechosos lo que significa que en la entidad hay 2.171 homicidas libres. Los homicidios en el Litoral Central alcanzaron la cifra de 16.047 en el período 1998-2009. Asimismo, de acuerdo al informe de OVV, 123.091 homicidios se registraron en todo el país en el período estudiado.

Consecuencias de la impunidad

Es una realidad que el alto porcentaje de crímenes sin castigo trae un sin número de consecuencias a la sociedad en general. El Instituto de Investigaciones de Convivencia y Seguridad Ciudadana (Incosec), destacó en su encuesta nacional 2010 sobre la Violencia Interpersonal y la Percepción Ciudadana de Seguridad, en que el 90% de los venezolanos considera la inseguridad como su principal preocupación. Entretanto, en la investigación realizada por Incosec se reveló el temor de los venezolanos al verse en la obligación de utilizar transporte público.

El 64,2% de los encuestados tiene miedo de montarse en camionetas, taxis o mototaxis, debido a la cantidad de robos que se observan en estos medios viales. Este estudio demuestra que, la población se ha limitado a la diversión o recreación de la que antes disfrutaba y el 76,5% dejó de frecuentar muchos lugares de esparcimiento por temor a ser victima de actos violentos o ser despojados, a la fuerza, de sus pertenencias. Por otro lado, la situación de impunidad que se vive en el país trae consigo la necesidad de la población de hacer justicia con sus propias manos.

Es por eso que la encuesta realizad por Incosec, demuestra que como consecuencia directa del temor, 63% de los encuestados tiene la disposición de poseer armas de fuego para defenderse. Asimismo, la referida encuesta destaca que el 63,6% de la población justifica el linchamiento, como método de defensa. Tal aprobación se debe a la poca credibilidad que tienen las víctimas de las autoridades, puesto que el 54,8% no denuncia el delito que ha sufrido, y de ese total, 67,4% considera que los cuerpos de seguridad “no harán nada”

Por Nelyabith Bello
Vía La Voz

actualidad » en esta sección

buscador