José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch, y su acompañante Daniel Wikinson, han sido expulsados esta noche de Venezuela según informaron los Ministros Tarek El Aissami y Nicolás Maduro.

Un comunicado, firmado por ambos Ministros y leído a través de VTV, afirma que Vivanco “irrespetó normas de la Constitución y la institucionalidad de la República Bolivariana de Venezuela” y acusa a Human Rights Watch de desplegar “una estrategia de agresión inaceptable para nuestro pueblo”.

“Es por que eso que, en el pleno ejercicio de la soberanía y en nombre del pueblo venezolano, le notificamos a los referidos ciudadanos la obligación de abandonar de manera inmediata la Patria de Simón Bolívar”, señala el texto.

Pasadas las 9 de la noche, Vivanco y su acompañante fueron detenido por los Cuerpos de Seguridad y llevados hasta el aeropuerto de Maiquetía donde se les montó en el primer avión que salía del país.

La organización defensora de los derechos humanos presentó el jueves en Caracas un informe en el que aseguró que el gobierno de Chávez “ha debilitado las instituciones democráticas y las garantías de derechos humanos” en un intento por “contener a la oposición política” en los casi 10 años que lleva en el poder.

El informe, titulado “Una década del gobierno de Chávez: intolerancia política y oportunidades perdidas para el progreso de los DDHH”, acusa entre otros al ejecutivo del presidente venezolano de “controlar el poder judicial”, “limitar la libertad de prensa” y sindical y “discriminar” a sus opositores.

Así mismo, en la edición de hoy del Diario Vea, que ya había cerrado su redacción al momento de decidirse la expulsión, acusan a Vivanco de ser un agente ilegal al servicios de Estado Unidos, que vino para “agregarse al complot” ya que una fuenta policial asegura que él “siempre llega a Venezuela cuando están en desarrollo planes golpistas”.

actualidad » en esta sección

buscador