Foto: Correo del Orinoco

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, opinó este martes que la intervención de terceras partes en el conflicto territorial entre Costa Rica y Nicaragua podría agravar la situación.

En este sentido, dijo que aun cuando la OEA está participando en la solución del conflicto, es la reunión entre las partes lo que podría ponerle fin al diferendo.

Nosotros somos cautelosos, celosos e inclusive desconfiados de la interferencia de terceros, así sean respetables instituciones internacionales porque pueden dar lugar al agravamiento de la situación”, dijo, a través de un contacto telefónico con el programa Dossier, del periodista Walter Martínez, transmitido por la estatal Venezolana de Televisión.

“Nosotros somos cautelosos, celosos e inclusive desconfiados de la interferencia de terceros.

Al respecto analizó que si la situación entre Costa Rica y Nicaragua se torna más irritable “podrían venir terceros más grandes a “ayudar” y esto traería consecuencias difíciles de “acarrear”.

Costa Rica y Nicaragua mantienen un diferendo limítrofe por el dragado del río San Juan
y por una denuncia de San José sobre la supuesta presencia de soldados del Ejército nicaragüense en la zona fronteriza sur.

Esta disputa ya fue tratada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el año 2009, cuando se dictaminó la soberanía de Nicaragua sobre la zona y su derecho a la navegación, también determinó que Costa Rica puede utilizar el afluente con fines comerciales.

El embajador Chaderton insistió en que “sería mejor que no llegase esto a ser interferido por terceros que puedan tener una carga que incremente la violencia. Festejaríamos si nicaragüenses y costarricenses, ambos miembros de la familia latinoamericana, se pongan de acuerdo”.

Destacó que el enfrentamiento entre las referidas naciones es un conflicto entre democracias.

“Cada uno con su visión, pero son democracias”, aseveró, al tiempo que dijo que “en Nicaragua hay un gobierno respetuoso del derecho internacional y de sus obligaciones”.

Esperamos que baje la tensión y el próximo jueves podamos continuar (la reunión de la OEA) de manera más tranquila reposada y ortodoxa en cuanto a cultura diplomática se refiere”, culminó.

Este martes se llevó a cabo la sesión del Consejo Permanente de la OEA.

Este martes se llevó a cabo la sesión del Consejo Permanente de la OEA, en la que el secretario general, José Miguel Insulza, presentó su informe sobre el litigio limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua.

San José acudió a la OEA la pasada semana para que interviniera como mediador en el conflicto.

Por su parte, Managua manifestó que llevaría el conflicto limítrofe nuevamente a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Las zonas limítrofes entre Costa Rica y Nicaragua están establecidas en el acuerdo Jerez-Cañas firmado en 1858 por el ministro Plenipotenciario de Costa Rica en ese entonces, Máximo Jerez, y su par nicaragüense, José María Cañas, el cual especifica que la línea divisoria entre los dos Estados inicia en la desembocadura del Río San Juan.

Vía “AVN”

actualidad » en esta sección

buscador