Foto: EFE / Mauricio Dueñas

El presidente Juan Manuel Santos afirmó el martes que cumplirá la palabra empeñada con su colega de Venezuela, Hugo Chávez, para que Colombia extradite al vecino país a un presunto narcotraficante, quien ha acusado a un estrecho colaborador del líder venezolano de aceptar sobornos.

“Yo le di mi palabra al presidente Chávez que una vez se surtan los trámites jurídicos, a los cuales estamos obligados, nosotros le entregaríamos este individuo a las autoridades venezolanos”

Santos también destacó el mejoramiento de las relaciones entre Caracas y Bogotá, cuyos lazos diplomáticos fueron rotos el 22 de julio y restablecidos el 10 de agosto por Santos y Chávez.

Previo a esa reanudación “lo que teníamos antes era el peor de todos los mundos”, dijo Santos en una conferencia de prensa en la casa de gobierno. “El presidente Chávez y yo pensamos diferente sobre muchas cosas”, agregó, pero aseguró que ambos jefes respetan esas diferencias.

Chávez ha dicho en varias ocasiones en semanas recientes que espera que Colombia extradite al presunto traficante de drogas venezolano Walid Makled, detenido el 19 de agosto en Cúcuta, población colombiana en la frontera con Venezuela.

Makled, detenido en una cárcel de alta seguridad del centro del país, ha dicho que el ministro de Justicia de Venezuela, Tareck El Assaimi, recibió dinero en efectivo que el presunto narcotraficante entregó al hermano del funcionario a cambio de favores, como la concesión del control administrativo sobre bodegas en el puerto de carga más activo de Venezuela que el gobierno dio a Makled.

El Assaimi negó haber realizado algún acto ilegal.

“Yo le di mi palabra al presidente Chávez que una vez se surtan los trámites jurídicos, a los cuales estamos obligados, nosotros le entregaríamos este individuo a las autoridades venezolanos”, aseguró Santos. “Siempre he creído que la palabra hay que cumplirla y la voy a cumplir”.

Pero Santos aclaró que el trámite para autorizar la extradición esta en las manos de la Corte Suprema de Justicia, que en promedio, dijo el mandatario, se toma de seis a 18 meses para analizar esos pedidos.

“Y nosotros, que somos respetuosos de los procedimientos legales, pues vamos a esperar de la Corte nos de el visto bueno”, indicó el mandatario.

Destacó por otra parte que Venezuela ha venido cumpliendo su compromiso de examinar y pagar una deuda pendiente con exportadores colombianos, calculada en unos 800 millones de dólares, acumulada desde septiembre del 2009 y hasta mediados de este año.

Santos dijo que Venezuela ya canceló unos 280 millones de dólares y ambos países estudian si ha habido exportaciones ficticias en ese total.

Santos dijo que un primer estudia señala que al menos 200 millones, de los 800, serían en ventas colombianas ficticias a Venezuela, pero no dio detalles sobre qué tipo de productos y por parte de cuáles sectores exportadores.

Por: César García
Copyright 2010 The Associated Press.

actualidad » en esta sección

buscador