Foto: Noticias24, archivo

Los medios de comunicación independientes en Venezuela sufren una “amenaza permanente” por parte del Gobierno de Hugo Chávez, una situación ante la que el mundo “hace la vista gorda” por intereses comerciales, lamentó hoy el presidente-editor del diario “El Nacional” de Caracas, Miguel Henrique Otero.

En una entrevista con Efe en Madrid, Otero afirmó que Chávez trata de demostrar ante el mundo que es un “demócrata” y que todos aquellos que están contra él son “golpistas o delincuentes”.

Explicó que al ser Venezuela un país importador -”casi no produce nada, todo lo importa”- el resto de países que “tienen que resolver sus problemas económicos” le “hacen el juego” a Chávez.

“Los gobiernos hacen la vista gorda con lo que está pasando”, dijo, aunque aseguró que los medios de comunicación “cada día reflejan más esa terrible realidad”.

Un modelo de comunicación que, según Otero, imita al de Cuba. “No hay ningún país democrático que tenga como objetivo la hegemonía comunicacional, el control de los medios, del flujo de información o de la versión de las noticias”, añadió.

El presidente-editor de “El Nacional” apuntó que el Gobierno de Chávez “amenaza” y emprende “campañas contra los medios de comunicación independientes” dirigido todo ello a “silenciar poco a la poco” a la prensa y también al “estrangulamiento financiero”.

El Gobierno de Chávez “amenaza” y emprende “campañas contra los medios de comunicación independientes” dirigido todo ello a “silenciar poco a la poco” a la prensa y también al “estrangulamiento financiero”.

Para Otero, la acción del Gobierno llega incluso a “inventar” situaciones para abrir procedimientos legales contra los periodistas y editores del país.

“Hay un acecho permanente. Insultos, vilipendio y difamación de periodistas y editores de medios independientes, con supuestos casos que van desde el magnicidio hasta casos de corrupción”, indicó.

Explicó que en algunos casos “llega a mayores” y los editores se tienen que exiliar, como el caso de Rafael Poleo, editor del diario “El Nuevo País”, o Guillermo Zuloaga, principal accionista del canal privado Globovisión, actualmente prófugo de la justicia venezolana.

“Como el Gobierno tiene todos los poderes públicos controlados y secuestrados, utiliza a la Fiscalía, los tribunales y todos los mecanismos para actuar contra una persona”, agregó.

A su juicio, esta política del Ejecutivo de Chávez ha logrado “la autocensura” en muchos medios de comunicación.

“Con nosotros no ha logrado nada”, dijo Otero, que se refirió a la foto de cadáveres amontonados en la morgue de Caracas que hace unos meses publicó su periódico y que provocó que un tribunal venezolano le prohibiera informar sobre muertes y hechos violentos.

A su juicio, esta política del Ejecutivo de Chávez ha logrado “la autocensura” en muchos medios de comunicación.

Aunque posteriormente esa medida fue revocada “parcialmente”, Otero defendió hoy la publicación de esa imagen en la que se cuidó de que “no salieran caras de personas ni órganos sexuales ni nada”.

“El Gobierno utilizó cuatro organismos públicos para abrir un procedimiento contra nosotros”, criticó Miguel Henrique Otero, antes de afirmar que se trata de un caso “lleno de irregularidades” en el que “nadie sabe hasta dónde pueden llegar, ya que el nivel de arbitrariedad es muy alto”.

Sobre la política interna de Venezuela y la situación de Chávez de cara a las elecciones presidenciales de diciembre de 2012, el periodista venezolano cree que hay elementos que pueden llevarle a una derrota.

“Su incapacidad para mantener el régimen de subsidios, el desencanto de la población ante su falso discurso y el fortalecimiento de la oposición porque ha logrado unirse, son tres patas que debilitan mucho a Chávez”, opinó.

Explicó que el presidente venezolano ha ido bajando en todas las últimas encuestas y, teniendo en cuenta que la oposición “va a tener una candidatura unitaria”, la posibilidad de que pierda las elecciones presidenciales “es gigantesca, muy alta”.

No obstante, Otero dijo que otra cosa es que su “mentalidad autoritaria lo permita” y no entregue el poder. “No es descartable una trampa, un fraude masivo. Cualquier cosa puede pasar”, apostilló.

Por: Belén Anca López
Vía EFE

actualidad » en esta sección

buscador