Dos policías que eran custodios de la cárcel pública de la ciudad boliviana de Trinidad fueron detenidos por el consumo de bebidas alcohólicas con varios reos, informó hoy la dirección de Régimen Penitenciario del Ministerio de Defensa.

Una filmación hecha con un teléfono celular descubrió que los dos uniformados bebían con presos, admitió Blanca Gómez, funcionaria de la cárcel Mocoví, de Trinidad, norte de Bolivia.

“Es inadmisible que policías que deben vigilar la cárcel se dediquen a confraternizar con los reclusos”, agregó.

La fiscalía de Trinidad investiga el caso y por ahora se guarda reserva sobre la identidad de los dos policías.

La dirección de Régimen Penitenciario, por otra parte, investiga a otros policías por alentar la práctica de sexo entre reclusos en una cárcel pública.

“El caso es reservado y en los próximos días daremos más detalles”, señaló un portavoz de ese organismo que depende del Ministerio de Gobierno.

La vinculación de policías con hechos delictivos proliferó en Bolivia en los últimos meses.

Un juez del pueblo de Vallegrande donde permaneció por varios años oculto el cuerpo del guerrillero Ernesto Che Guevara, ordenó el lunes la detención preventiva del policía Miguel Angel Flores por el robo de 10.000 bolivianos (1.400 dólares) de una vivienda.

“El policía fue sorprendido cuando intentaba llevarse una vagoneta (vehículo motorizado) de la casa que había robado en complicidad con su novia”, explicó el juez Alcides Sánchez.

Vía DPA

actualidad » en esta sección

buscador