AVN/ archivo.

La exportación a Venezuela de sistemas de defensa aéreos y radares por parte de la empresa holandesa Thales por valor de 320 millones de euros (370 millones de dólares) podría haber violado las leyes de la Unión Europea (UE).

Esta es la conclusión de un estudio llevado a cabo conjuntamente por un grupo antibélico holandés y por expertos de la universidad belga de Gante, en la región de Flandes, norte de Bélgica, que recoge hoy el diario holandés “De Volkskrant” en su edición online.

“Suministros de armas a Venezuela, contrarios a directiva de la UE”, titula el rotativo, haciéndose eco de un informe del experto Frank van Zijl.

Van Zijl es colaborador de la organización holandesa Campaña contra el Comercio de Armas (De Campagne tegen Wapenhandel), para quien ese suministro de armas fabricadas en Holanda con destino a Venezuela “nunca tendría que haberse producido”, afirma en “De Volskrant”.

Junto con la universidad belga de Gante, Van Zijl ha trabajado en el informe Retórica o Limitacion (Rethoric or Constraint), en el cual se analiza con lupa la política de exportación de armas de varios países de la UE.

En ese sentido, el estudio afirma -según el periódico- que “Holanda ha cooperado en suministros de armas que podrían alimentar un conflicto y pueden poner en peligro la estabilidad regional. Eso es contrario a las directivas (leyes europeas) referentes a la exportación de armas”.

Desde el año pasado, explica “De Volkskrant”, Holanda ya no extiende permisos nuevos de exportación de armas o equipos para uso bélico a Venezuela.

El motivo es, según el diario, que al gobierno holandés le “preocupa el incremento en las compras de armas por (el presidente venezolano, Hugo) Chávez y por la relación del país en relación con sus vecinos, como Colombia, Aruba, Bonaire y Curacao”.

No obstante, según matiza el periódico de Ámsterdam, los actuales permisos en vigor, como el de la empresa Thales, han sido renovados.

Ello ocurre porque Venezuela quiere ser un “aliado confiable” del sector empresarial holandés, afirmó un portavoz del Ministerio holandés de Asuntos Exteriores en declaraciones al diario holandés “Trouw” citadas por “De Volskrant”.

No obstante, para el experto holandés la situación es extraña. “La marina holandesa realiza simulacros en los cuales se recrea una invasión ficticia de Aruba, Bonaire y Curacao por parte de Venezuela y, al mismo tiempo, Thales suministra sistemas de radar y sistemas de guiado (para cohetes) al presidente Chávez”, afirma Van Zijl.

Según el estudio, los sistemas vendidos por Thales a la marina de guerra de Venezuela son esenciales para llevar a cabo ataques con eficacia en la guerra moderna.

“Los sistemas electrónicos desarrollados por Thales ayudan al guiado de los cohetes hasta su blanco”. Los barcos de guerra a los que se refiere Van Zijl fueron suministrados por España, según el periódico.

Vía dpa

actualidad » en esta sección

buscador