AFP Photo / MIGUEL GUTIERREZ

Los textos y las imágenes que se difundan a través de internet en Venezuela quedaron sujetos a controles, según contempla la reforma a la ley de medios radioeléctricos que aprobó este lunes por la Asamblea Nacional en medio de protestas de opositores que la consideraron como violatoria de libertad de expresión.

El congreso, dominado por una mayoría oficialista, aprobó en un segundo debate el proyecto de reforma a la ley de medios radioeléctricos, promovido por el gobierno, que incluye entre las innovaciones regulaciones para el internet así como sanciones de multas para los proveedores del servicio electrónico.

“El espíritu de esta ley no va resolver absolutamente nada de las comunicaciones e información sino que restringe, censura, autocensura”

En uno de los artículos reformados se prohibe la difusión de mensajes por medios electrónicos que puedan “fomentar zozobra en la ciudadanía o alterar el orden público”, “desconocer las autoridades”, e “irrespetar a los poderes públicos o personas que ejerzan dichos cargos”.

Asimismo, se estableció que “los proveedores de medios electrónicos deberán establecer mecanismos que permitan restringir, sin dilaciones, la difusión de mensajes divulgados” que vulneren la ley.

La presidente de la Asamblea Nacional, diputada oficialista Cilia Flores, anunció el lunes, durante un discurso que ofreció en una sesión especial, la sanción de la reforma de la ley que entrarán en vigencia luego que se publique en la Gaceta Oficial.

El diputado oficialista Mario Isea descartó que nueva regulación vaya a limitar el uso del internet y las redes sociales, y sostuvo que los señalamientos que se han realizado contra el proyecto de reforma buscan “malponer la labor legislativa que estamos desarrollando en bien de la población venezolana”.

“El espíritu de esta ley no va resolver absolutamente nada de las comunicaciones e información sino que restringe, censura, autocensura, generar más prácticas de odio y de violencia, y no va mejorar el proceso educativo producto de una buena comunicación”, dijo la diputada disidente del oficialismo, Pastora Medina, al objetar la regulación.

El director del portal local Noticias 24, Frank De Prada, indicó que las regulaciones tienen unos “conceptos demasiado amplios” que complican la aplicación de la ley, y sostuvo que la reforma “no solo es limitante a la libertad de expresión del ciudadano sino también al derecho a la información, el derecho a recibir información”.

De Prada dijo a la AP que antes de la aprobación de la reforma Noticias 24, que es uno de los portales de noticias más visitados del país, convirtió su “filtro automático” de los comentarios de sus lectores en “manual” para hacer una “moderación previa” de los mensajes.

El directivo también objetó que los administradores o dueños de sitios web puedan ser imputados por los mensajes que difundan los visitantes de las páginas.

La Cámara Venezolana de Comercio Electrónico (Cavecom-e) rechazó en un comunicado la reforma asegurando que “pretender establecer la censura y bloqueos de sitios y portales web”, y es “atentatoria contra la libertad de expresión”.

“Pretender controlar Internet mediante una ley que regule su contenido y difusión es pretender censurar, callar, y controlar a millones de Venezolanos que se verían limitados a acceder y a expresar opiniones y puntos de vista de forma libre y espontánea como lo expresa nuestra Constitución”, agrega el comunicado que fue difundido la semana pasada.

El mandatario venezolano denunció que sus adversarios políticos utilizaban las redes sociales para insultarlo

De acuerdo a estadísticas de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) para el tercer trimestre de este año habían en el país cerca de 9,95 millones de usuarios del internet, lo que representaba un salto de 22% respecto al mismo período del año pasado.

El presidente Hugo Chávez abrió en abril pasado su cuenta en el Twitter, y un mes después creó su página web luego de lograr decenas de miles de seguidores a través de la popular red social.

Antes de incursionar en el Twitter el mandatario venezolano denunció que sus adversarios políticos utilizaban las redes sociales para insultarlo, engañar al público y desacreditar a funcionarios gubernamentales, y planteó la posibilidad de regular el uso del internet en Venezuela.

Ante el fuerte rechazo local e internacional que generó la posible regulación del internet Chávez negó estuviese considerando esa idea, e invitó a sus seguidores a iniciar una “batalla en la red” para enfrentar a los opositores.

Por Fabiola Sánchez
Vía AP

actualidad » en esta sección

buscador