El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció el sábado represalias contra la petrolera española Repsol-YPF por haber “reducido su producción” mientras negociaba un nuevo contrato de explotación con el gobierno.

FOTO LEYENDA: Correa durante su programa radial de esta mañana – Prensa Presidencial

El mandatario aseguró que la empresa española suspendió sus inversiones lo que causó una reducción “del 20% en la producción” en uno de los campos que opera en la Amazonía.

“Se les advirtió a las empresas petroleras: Señores, mientras dure la renegociación de los contratos no me bajen un solo barril en la extracción petrolera”, ante lo cual aceptaron, comentó el mandatario durante el programa radial “Diálogo con el Presidente”.

Agregó que luego de revisar la información se determinó que varias empresas, a excepción de Petrobras, han disminuido la extracción, “sobretodo Repsol que nos ha reducido cerca del 20%”.

“Señores de Repsol, una vez más les digo y ya no se los voy a volver a repetir: con el país no se juega, quedamos que no reducirían la producción petrolera, lo han hecho, (pues) aténgase a las consecuencias, no nos vamos a quedar con los brazos cruzados”, dijo sin dar más detalles.

Tras calificar al hecho como una “burla”, rectificó la información respecto de Petrobras que por el contrario “ha subido la producción entre el 10 y 12%”, afirmó el mandatario.

“Ellos (sí) han cumplido con esa palabra”, acotó.

Dos semana atrás, Correa advirtió a las transnacionales que no invierten en los campos petroleros: “me sigue cayendo la producción y se me van del país”.

El hecho provocó el cambio del ministro de Minas y Petróleos Galo Chiriboga quien fue reemplazado por Derlis Palacios.

Repsol-YPF extrae actualmente unos 60.000 barriles diarios (b/d) de crudo bajo un contrato de participación que le deja un 80% de la producción.

Ecuador presionó a las petroleras fóraneas para que modifiquen ese tipo de convenios y le dejen todo el crudo a cambio de recibir utilidades y transferir los costos de operación al Estado.

Hasta agosto las compañías extranjeras habían dejado de invertir unos 700 millones de dólares en el último año, debido a la incertidumbre por el cambio de contratos, según René Ortiz, presidente de la Asociación de la Industria Hidrocarburífera.

Además de Repsol YPF (España), Andes Petroleum (China), Perenco (Francia) y Petrobras aceptaron el cambio de contratos mientras City Oriente, de capital estadounidense, negoció una terminación anticipada de su convenio, dijeron las autoridades.

Ecuador es el miembro más pequeño de la OPEP con una producción diaria de 508.000 barriles por día (b/d), de los cuales un poco menos de la mitad corresponde a empresas privadas.

Con información de Agence France-Presse y The Associated Press.

actualidad » en esta sección

buscador